Máximo Rugama
  • |
  • |
  • Corresponsal Estelí

La policía informó que la muerte de los cubanos Yureimi García Julia y Mayquel García Enamorado está vinculada con una mafia de traficantes de indocumentados, “capaces de cometer cualquier fechoría para ocultar su delito”.

En una conferencia de prensa, el jefe de la división de Relaciones Públicas de la Policía, Alonso Sevilla, dio a conocer los detalles de la investigación sobre la muerte de los dos extranjeros, quienes viajaban en un furgón guatemalteco que transportaba fertilizantes y jalea.

De acuerdo a las indagaciones, murieron aplastados bajos varios sacos de fertilizantes, la madrugada del 23 de enero, cuando el furgón pasaba en el kilómetro 161 de la carretera Panamericana. En ese momento varias reses atravesaron la vía y el conductor del vehículo realizó un frenazo brusco que sacudió la carga humana y material.

La policía también determinó que en el furgón iban otros emigrantes. Dos ellos se repartió 2 mil 400 dólares que llevaban los cubanos. Esas dos personas, uno de nombre Pedro Guerra y la otra una mujer no identificada, fueron los únicos que lograron llegar a México, donde fueron detenidos.

La policía sospecha que un hombre llamado Julio Ignacio Mesa Vanegas, es el cabecilla de la banda de traficantes y el conductor del furgón, quien aún está prófugo, es su pariente. La policía también relató que Julio Ignacio Mesa Vanegas fue quien ordenó que sacaran los cuerpos de los cubanos y los votaran en la cuesta Kukamonga, ubicada en el kilómetro de 169 de la carretera Panamericana.