•  |
  •  |
  • END

La Policía Nacional de Tránsito implementará una campaña de prevención de accidentes, en la que dejará a un lado la flexibilidad y pondrá “mano dura” a los conductores de motocicletas que infrinjan la ley.

La campaña durará cinco años y es financiada por la Federación Internacional de Automovilismo, FIA, establecida en el Reino Unido, que donará 300 millones de dólares para su ejecución.

Como parte de la actividad, se les entregará  un mil cascos protectores a los agentes de Tránsito, donados por diferentes empresas del país.

El comisionado mayor Roberto González, jefe de la Policía Nacional de Tránsito, dijo que los oficiales darán el ejemplo al utilizar sus cascos protectores, y tendrán una actitud preventiva y educativa hacia los motorizados.

“Hemos observado en Managua que la mayor parte de los ciudadanos andan con su casco protector, no así el niño, la esposa, etcétera. Es un gran problema; vamos a aplicar la ley como corresponde, pero sobre todo la prevención y el ejemplo que debemos dar todos los policías”, aseguró González.

Faltan placas y evitar “mordidas”
La motocicleta está siendo muy utilizada ahora para cometer delitos. En muchas ocasiones dos delincuentes a bordo de la moto cometen los ilícitos sin que nadie los pueda detectar, ya que éstos no portan placas mientras circulan tranquilamente por las calles.

El comisionado González justificó la falta de distribución de placas a un problema técnico.

“No ha dependido de nosotros, no ha dependido del Estado, sino de algunos problemas de carácter técnico de algunas empresas que han sido contratadas, que han tenido problemas en sus maquinarias”, dijo el jefe policial.

Otra gran queja de los conductores de vehículos del país es que continuamente están siendo sometidos a las “mordidas” (coimas) por parte de los agentes de tránsito, aunque no hablaron de ninguna medida contra este mal, pero la comisionada mayor Vilma Reyes, jefa de Relaciones Públicas de la Policía, señaló que anualmente esta institución da de baja por diferentes razones, entre ellas corrupción, a un promedio de 600 policías.

Menos muertos
El jefe policial señaló que las muertes por accidente de tránsito, hasta el 15 de agosto de este año, han disminuido en relación con el mismo periodo del año pasado, ya que se han registrado 364 fallecimientos, nueve menos que en 2009.

De igual manera, la cantidad de personas que han resultado lesionadas por esta causa pasó de 3 mil 276 en 2009 a 3 mil 150 este año. Los accidentes de tránsito aumentaron de 13 mil 838 a 13 mil 991 en 2010.

“En el total de accidentes de tránsito registrados, se vieron involucrados 2 mil 807 motociclistas, los que dejaron como resultado 83 muertos. Esto representa el 24 por ciento del total de personas fallecidas por accidentes.

De ese número de muertos, el 30% no portaba el casco de protección, y un mil 78 resultaron lesionados, equivalente al 36 por ciento de los lesionados a nivel nacional”, aseveró González.

Los departamentos de Managua, Chinandega, León, Rivas y Matagalpa, representan el 73 por ciento a nivel nacional en muertes por accidentes de tránsito en los que están involucrados motorizados.

“Un casco, una vida”
Por su parte, Álvaro Lacayo, Presidente del Club Automovilístico de Nicaragua, expresó que la donación de cascos se ha hecho gracias al apoyo de diversas empresas, para beneficiar a los oficiales de Tránsito, y, de esta manera, proteger sus vidas.

“El policía no sólo será un ciudadano más protegido, sino que también podrá ser identificado para que la gente sepa que es un policía que está manejando. Yo creo que esta campaña será muy buena, y le estamos llamando: Un casco, una vida”, consideró Lacayo.

Agregó que solicitarán el apoyo de otros empresarios para beneficiar a diferentes personas que tienen motocicletas y que carecen de recursos económicos para comprar un casco.