•  |
  •  |
  • END

La Cruz Roja celebró ayer una reunión centroamericana en Managua, en donde la delegación hondureña alertó a los representantes de Nicaragua sobre la necesidad de redoblar los esfuerzos para no alcanzar las drásticas cifras de dengue registradas en la vecina nación del norte.

“Sabemos que en Nicaragua también hay una alerta por dengue, así que instamos a las autoridades para que tomen las medidas adecuadas para evitar la propagación de la epidemia. Recordemos que el zancudo es un vector doméstico de agua limpia, que se reproduce en pilas, llantas, floreros, recipientes que acumulan agua, cáscaras de huevo, latas y botellas, así que el trabajo con la población es básico para combatirlo”, alertó Joel Hurón, coordinador nacional de la Cruz Roja en Honduras.

Durante la reunión, Hurón expuso que la epidemia de dengue que aqueja a Honduras, registra un crecimiento inusual desde finales de mayo de este año.

“Lo que pasó fue que hubo poco trabajo al comienzo de la epidemia y no se impulsó la destrucción de los criaderos, así que se fue expandiendo, hasta que en junio los casos sobrepasaron la capacidad de los servicios de salud y el gobierno tuvo que decretar una emergencia nacional”, apuntó.

La epidemia por dengue en Honduras empezó con 16 mil casos. En apenas dos meses, éstos aumentaron a 40 mil. De este total, un mil 100 casos son de dengue hemorrágico. La mortalidad registrada es de un 5% y equivale a 51 fallecidos.

Durante la reunión también se abordaron otros temas de salud, como la prevención del VIH, salud materno-infantil, prevención de violencia, salud en emergencias, atención sicosocial, donación voluntaria de sangre, educación vial y agua y saneamiento.

La reunión tuvo como objetivo principal la integración de los diferentes proyectos de salud en los que trabaja la Cruz Roja en estos países. En el evento participó la máxima autoridad de salud de la región americana, July Hoane, y la representante de la red centroamericana, la doctora Leticia Herrera.

Unificar temas de salud pública
Carmen María García, Directora de Salud de la Cruz Roja Nicaragüense, dijo que la reunión persiguió la unificación en el manejo de los temas de salud pública.

“Con este evento queremos que todos los programas que impulsa la Cruz Roja vayan en la misma dirección, ya que hemos descubierto que es la forma de ser más eficientes e integrar más a la comunidad en nuestra campañas y actividades”, explicó.

En el caso específico de la Cruz Roja Nicaragüense, la reunión cumplió dos metas principales: “Compartir nuestras experiencias en los diferentes proyectos que desarrollamos en distintas comunidades, y actualizarnos con las líneas estratégicas del movimiento”, señaló García.

En el encuentro también participaron las representaciones de Cruz Roja de El Salvador y Guatemala.