•   GRANADA  |
  •  |
  •  |
  • END

El Instituto Nicaragüense de Cultura, INC, y la Dirección de Investigaciones Económicas de la Policía Nacional, contabilizaban la noche de ayer más de cien piezas arqueológicas, en la residencia de  la norteamericana, Judith Kay Joopersmith, en la ciudad de Granada, cuyos datos  no coinciden con el inventario registrado en la Dirección de Patrimonio Cultural de esa institución.

El codirector del INC, Clemente Guido Martínez, manifestó que los objetos encontrados no se corresponden con el registro, y que muchas otras piezas que ahí se encontraron no están inscritas legalmente.  A las autoridades también les llamó la atención la oferta de venta del inmueble que la dueña está haciendo, y que supuestamente incluye todos los bienes culturales.

“En coordinación con la Policía Nacional decidimos hacer un cotejo para ver si la colección que está registrada en la Dirección de Patrimonio Cultural coincide con la cantidad y código de estos objetos que están aquí, porque la Ley de Patrimonio establece que toda persona que vaya a vender las piezas registradas, debe notificarlo a nosotros para después dar la autorización de venta”, señaló.

Sin embargo, dijo que la extranjera no ha notificado la intención de vender la colección, por lo que están haciendo las coordinaciones pertinentes para tipificar el delito. “El otro problema es que las piezas no coinciden, de hecho, ya sabemos de más de cien piezas arqueológicas que no están aquí y que aparecen registradas en el INC, no se sabe dónde están. Y por otro lado, encontramos una bodega con muchas evidencias de estatuaria que no tienen código de registro, y, además, hallamos moldes para réplicas, lo cual nos hace preocuparnos”, manifestó el funcionario.

Gran parte de ese lote que no está inscrito corresponde a piezas de arte sacro y de otros objetos que pueden ser del año 500 a. C a  1,500 d. C, pero Guido resaltó que no se trata de tráfico ilícito, ya que según dijo el problema es la venta de la casa sin previo aviso.   “Ella tenía registradas mil 115 piezas arqueológicas, y eso es lo que debemos encontrar”. 

Llamado a coleccionistas
Ayer nuevamente hizo el llamado a unos ocho coleccionistas de la Ciudad Colonial que no se han acercado a inscribir sus piezas en el Antiguo Convento de San Francisco, de lo contrario, dijo que harán uso de la ocupación legal para decomisar los objetos por tiempo indefinido.