•  |
  •  |
  • END

El gobierno de Nicaragua anunció mediante el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos, ente regulador de servicios de comunicación, que el país negocia con Brasil la adopción de una nueva tecnología de transmisión de televisión que, con el paso de los años, dirá adiós al uso del televisor común y corriente que poseen la mayoría de los nicaragüenses.

Según declaraciones del director del Instituto de Telecomunicaciones y Correos, Orlando Castillo, a medios oficialistas, Nicaragua planea adoptar el formato brasileño-japonés de televisión digital, como parte de acuerdos de cooperación bilateral con Brasilia, luego de la visita del presidente Daniel Ortega a su similar, Luiz Inácio Lula da Silva, a finales de julio pasado.

“La idea de firmar con Brasil este acuerdo responde a que la tecnología que ocupa este país es japonesa, la cual está ampliamente introducida en nuestro país, por lo que la adaptación sería mucho más sencilla”, señaló el funcionario a portales oficiales al gobierno.

A comprar cajas decodificadoras
La conveniencia de adoptar la tecnología brasileña-japonesa responde a que ésta tiene más capacidad de cobertura y le otorga funciones adicionales al televisor, como captar cuatro señales en la misma pantalla y acceso a internet, explicó Castillo, quien anunció que las pláticas en ese sentido van “avanzadas”.

Como la mayoría de los televisores que se usan en el país son de señal analógica (captadas mediante ondas a través de antenas de rústicas tecnologías y codificados en formatos antiguos), para el cambio del sistema análogo al digital, los usuarios deberán adquirir una caja convertidora para recibir la señal, o cambiar a los nuevos televisores, apuntó Castillo.

El funcionario adelantó que las negociaciones con Brasil incluyen la posibilidad de ofrecer a la población la caja convertidora a un menor costo, y que ese tema “está por concluir en forma positiva”.

Brasil solicitó a Nicaragua que considere favorablemente la adopción del sistema de TV Digital ISDB-T con innovaciones brasileñas, resaltando que la adopción de un sistema
común de TV Digital por los dos países llevaría al fomento de la cooperación bilateral en las áreas de industria, enseñanza, capacitación de recursos humanos y propiedad intelectual, además de apoyo técnico a la digitalización de la televisión nicaragüense y a la implementación de centros para desarrollo de aplicaciones interactivas y contenidos en Nicaragua.

El apagón tecnológico
Para Humberto Arcia, cineasta y productor de televisión digital en alta definición (HDTV), el cambio de sistema de televisión actual al digital obligará a todos los que quieran usar la caja chica, a cambiar sus viejos aparatos por uno nuevo, o comprar un equipo que transforme la señal.

“Todos los usuarios tendrían que cambiar sus televisores, y cambiarle unos adaptadores o convertidores, que son muy caros para la economía y sociedad nicaragüense, por lo cual tiene que asumirse como una política de Estado y regulada por un nuevo marco jurídico y técnico del uso, como se ha dado todos los países donde ha ocurrido ese cambio”, dijo.

Explicó que el fenómeno es mundial y se llama “apagón analógico”, y significa la reducción gradual del uso de los televisores actuales a un servicio digital, más económico en consumo de energía, menos contaminante en su producción, y más poderoso y de más calidad en cuanto a señal y a calidad multimedia.

Tiene que ocurrir pronto
“Eso implica una gran inversión para poder hacer el cambio y transmitir digitalmente, eso es carísimo, pero es obligatorio si se va a hacer ese cambio”, explicó.

El cineasta dijo que en Nicaragua ya hay servicio y señal de TV digital, ofrecido por empresas privadas, “y ya hay empresas y profesionales que trabajamos en alta definición, que se ofrece únicamente mediante TV digital, y que no pueden ver en los TV actuales, así que el que no tenga esos equipos, simplemente no podrá ver TV”, advirtió el propietario de Imaginarte Films.

El ingeniero Carlos Leal, docente de la carrera de Ingeniería en Sistemas y Tecnologías de la Información de la UCA, dijo que el cambio anunciado por Telcor, “tiene que ocurrir pronto”.

“No por moda, sino porque es lo que el mundo está exigiendo para adaptarse a los cambios, porque ahora la economía, las comunicaciones, todo, absolutamente todo, pasa por las nuevas tecnologías de la comunicación”, expresó.

Leal dijo que con esta tecnología que pretenden adquirir de Brasil, no pueden existir los dos tipos de señales, la digital y la actual analógica: “O nos pasamos todos o no pasa nadie, porque usan la misma gama de frecuencia”.

“Lo importante que hay decirle a la población es que el cambio no va a ocurrir ni en un mes, ni en seis meses, ni en un año, y, posiblemente, ni en dos, porque esos cambios tecnológicos requieren mucha inversión en infraestructura, en capacitación y en suministro de materiales necesarios para implementar el cambio”, dijo.

Cambios de reglas
Para él, el cambio debe acompañarse de una normativa moderna que obligue al Estado a que los canales y empresas de TV cumplan con la calidad y cobertura de la señal, “porque de lo contrario seguiríamos como ahora, que la señal de los canales nacionales no llega a todo el país”.

“La TV digital se ve o no se ve, no es como la señal actual que se puede ver distorsionada, con rayas y mal, pero se ve o se oye moviendo la antena a un lado a otro, con este sistema eso no funciona”, advirtió.

Para Víctor Ayala, experto en temas informáticos y en nuevas tecnologías, un cambio como el anunciado por Telcor requiere un apoyo total del Estado para no discriminar a nadie en el acceso a las nuevas tecnologías.

“Todos los distintos modelos de cambio de la TV analógica a digital requieren de cambios e inversión por parte del Estado o los gobiernos de los países donde se está llevando a cabo esta transformación”, explicó.

¿Cuántos tienen para pagarlo?
“En Estados Unidos, por ejemplo, que dio el salto más grande en el mundo este año, el gobierno entregó una tarjeta de regalo para las familias que tenían televisores con señal analógica (la mayoría que hay en Nicaragua), para que pudieran comprar un aparato decodificador de la señal valorado en  más de 50 dólares más o menos”.

“En Perú, que adoptaron el sistema japonés-brasileño, el costo de ese aparato fue de 28 dólares. Más o menos por eso costo deberían estar en Nicaragua”, dijo.

Hay que sacar una medición de cuántos televisores están recibiendo señal analógica y cuántos señales digitales. Los que tienen cable no requieren de la compra de este aparato, pero sí los que reciben señal por antena área, de la tradicional, y esas son las zonas rurales, donde más se verá afectada la población si es que no se otorga algún tipo de beneficio social”, precisó.