•  |
  •  |
  • END

Entre 20 y 30 mil piezas arqueológicas calcula el codirector del Instituto Nicaragüense de Cultura, INC, Clemente Guido, están fuera de los registros oficiales, y por lo tanto expuestas al comercio ilegal.

Según Guido, desde el Departamento de Prevención contra Delitos al Patrimonio Cultural, que el INC administra en coordinación con la Policía Nacional y con la Procuraduría General de la República, han logrado retener unas 350 piezas arqueológicas en el último año, 150 de ellas detectadas en Madrid y devueltas por el gobierno español a la embajada nicaragüense para su próxima repatriación.

El funcionario informó de la existencia de un fuerte tráfico de piezas hacia el Sur por la ruta del Río San Juan, la cual dijo tiene sus raíces en Chontales. Aunque “no hemos logrado articular la información necesaria para detener esa red”, aseguró que están en función de lograrlo.

Entre las desventajas que posee el país respecto al control del tráfico de piezas arqueológicas, están los vacíos de la Ley de Patrimonio Cultural que incluso no contempla el resguardo, a no ser por medio de una declaratoria, del arte sacro.

Guido dijo que únicamente se protege la arqueología o paleontología, excluyendo lo colonial. “En el caso del arte sacro, por muy antiguo o especial que sea, si no cuenta con una declaratoria --la mayoría no la cuenta--, está fuera de la Ley de Patrimonio, es decir, que si se da un robo, la Policía actúa en función de un robo común, pero no en función de un delito al patrimonio cultural”, explicó.

En ese sentido, calificó de necesario que en el país se apruebe una nueva Ley de Patrimonio Cultural de la cual ya existe un borrador que será enviado a la Presidencia en septiembre para sus consideraciones. Calcula que en tres años, cuando termine el proceso, la misma se ponga en vigor.

Entre los puntos que destacan respecto a la actual ley, está el reconocimiento de todo objeto que tenga 100 años de antigüedad como patrimonio cultural de la nación sin necesidad de declaratoria.

También regularía a los coleccionistas privados, los que serán admitidos hasta que se promulgue la ley. “Luego de eso no se permite. Todo el nuevo hallazgo arqueológico pasaría a ser del Estado de Nicaragua”, mencionó.

Huaca de Granada es de más de mil piezas

Guido informó que la incautación de piezas arqueológicas en la vivienda ubicada en la ciudad de Granada de la norteamericana Judith Kay Joopersmith, supera las 1,115 piezas, una parte de ellas ya registradas.

Ayer el INC recibió de parte del arquitecto Raúl Castro Gutiérrez la donación de su colección privada de piezas arqueológicas compuestas por 70 reliquias. Las mismas serán estudiadas y luego preparadas para su incorporación al Museo Nacional de Nicaragua.