•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Corte Suprema de Justicia de Nicaragua, que controla el partido de gobierno de Daniel Ortega desde hace una semana, sesionó hoy por primera vez y dictó numerosas sentencias, informó una fuente judicial.

La Corte "en pleno dictó hoy las primeras 55 sentencias en materia civil, penal, constitucional y contencioso administrativo", para destrabar la parálisis que enfrentaba el Poder Judicial, indicó el portavoz de la entidad, Roberto Larios.

Siete jueces del máximo tribunal, afines al opositor Partido Liberal Constitucionalista, fueron reemplazados el pasado 11 de agosto por jueces suplentes afines en su mayoría al gobierno, por disposición de la presidenta interina de la Corte, la sandinista Alba Ramos, en un hecho que la oposición tachó de "ilegal".

Según Ramos, la sesión de hoy logró subsanar la parálisis que enfrentaba la Corte y anunció que mañana volverán a reunirse para evacuar más sentencias.

La Corte es dirigida por 16 magistrados nombrados por el Congreso, que desde hace más de diez años son elegidos por los diputados entre abogados del Frente Sandinista (FSLN, izquierda) y el Partido Liberal Constitucionalista (PLC, derecha).

En enero pasado, el presidente Daniel Ortega emitió un polémico decreto ampliando el plazo a dos magistrados que terminaron su mandato este año. El decreto dio lugar a que los magistrados liberales decidieran ausentarse de las sesiones para evitar el quorum, a lo que los sandinistas respondieron reemplazándolos por "conjueces" o jueces suplentes.

Dirigentes de oposición denunciaron que la ley orgánica del organismo no permite a la presidente interina del Tribunal llamar a sesión para dictar sentencias, ni despojar a un magistrado de su cargo.