•  |
  •  |
  • END

“Dios, ayudame, no sé qué voy a hacer sin mi niña… ¡Ay, mi muchachita! ¡Se me fue mi chiquita… necesito fuerzas, no puedo más!”, decía entre llantos doña Blanca Morales, madre de la quinceañera que pereció ahogada la tarde de este jueves en la comarca Nejapa.

Ana Gabriela Morales Araica regresaba a su casa junto a su prima, Leticia Payán Morales, de 15 años. Ambas cursaban cuarto año de secundaria en Nicaragua Christhian Academy Nejapa.

Según la versión de uno de los familiares, debido a la fuerte corriente, el bus que entra en la comarca decidió no cruzar, ya que el camino se convierte en cauce natural, lo que hizo que las quinceañeras al igual que otros pasajeros se bajaran.

“Ellas se cruzaron por un camino, y creo que pensaron que la corriente estaba calma, pero las arrastró, lo que salvó a Leticia es que se agarró de un árbol, mientras que Ana no pudo hacer nada”, relató Cristóbal Vallejos.

Muchos de los pobladores del sector declararon que a pesar de que durante el invierno son comunes las corrientes hasta parecer ríos, no había sucedido una tragedia que enlutara a las familias.

Muchos de los vecinos, familiares y amigos se presentaron para velar a la quinceañera en su humilde vivienda, ubicada en el kilómetro 9 de la Carretera Vieja a León, del Cementerio tres kilómetros al norte.

Luto y dolor en más familias
Con este caso, ya suman seis muertos en menos de 48 horas, producto de las constantes precipitaciones registradas tanto en la capital como en diversas zonas del país, las cuales, además, han provocado daños materiales en varias viviendas. Según pronósticos del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, las lluvias se prolongarán durante los próximos dos días.

Las primeras dos víctimas --Francisco Briones Cruz, de 40 años, y Asunción Matute Cruz, de 50-- eran originarias del municipio de San Juan de Limay, en el departamento de Estelí, quienes regresaban de realizar labores agrícolas en una parcela de su propiedad.

Los cuerpos de los hoy occisos fueron arrastrados varios kilómetros por las aguas de un río que atraviesa la comarca Flor Amarilla.

Mientras, las precipitaciones que se reportaron el mediodía de ayer en el departamento de Matagalpa ocasionaron la crecida del río La Trinidad, ubicado entre el departamento antes mencionado y Estelí, donde perdió la vida Isidoro Centeno, de 35 años, originario de la comunidad El Tomatal, quien imprudentemente intentó cruzar la corriente, y fue arrastrado por ésta unos 700 metros.

Por otra parte, en Matagalpa también se reportó el deceso de Amanda Santos García, de 40 años, quien regresaba de visitar a su progenitora cuando intentó pasar el río El Chocoyo, en la comarca Trentino, municipio de San Ramón.

Vecinos de la zona trataron de auxiliarla y sacarla del agua con vida, pero todo el esfuerzo fue en vano, horas después, el cuerpo de García fue rescatado a unos dos kilómetros de donde había sido arrastrada.

A estos casos se suma la muerte de Justo Ramírez Jarquín, quien desafió las aguas de un río ubicado en la comunidad La Empanada, municipio de Tipitapa, al meterse con todo y bestia. Su cuerpo fue encontrado el mediodía de ayer.

Daños materiales en Carazo y en Estelí
El teniente David Lazo Valle, portavoz de la Policía de Estelí, señaló que en la comarca Paso Hondo hubo inundaciones, por lo que las autoridades locales encabezadas por la alcaldía, la Policía, la dirección de Defensa Civil y líderes comunitarios, evacuaron a nueve familias, conformadas por 32 personas, y las ubicaron en albergues temporales.

Otras afectaciones se registraron en el municipio de Pueblo Nuevo, donde las fuertes precipitaciones dejaron al menos seis viviendas inundadas. Lazo también hizo un llamado a las personas que se movilizan en vehículos y en motocicletas, ya que también en varios de los seis municipios las lluvias han provocado deslizamientos de tierra y de rocas que obstruyen de forma constante las vías.

En Carazo, mientras tanto, las lluvias han causado daños en andenes y calles. Antonia Sánchez Medrano, habitante del barrio de Guisquiliapa, de Jinotepe, expresó que “hace pocos meses la alcaldía inició un proyecto de andenes en el sector del Centro de Salud, pero como todo lo hacen por no dejar, con las fuertes lluvias que cayeron el proyecto se desbarató. Hasta el momento, la alcaldesa en funciones, Grethel Contreras, no se aparece a constatar los daños”. El coronel Andrés Rizo, responsable de Defensa Civil en la IV Región, afirmó que en otro sector 20 casas resultaron afectadas.

40 minutos de lluvia y Managua sucumbe
Aunque durante el día todo estuvo calmo, la incesante lluvia que cayó la noche del miércoles en la capital ocasionó inundaciones en los barrios 19 de Julio, Acahualinca y “Camilo Ortega”, donde varias casas perdieron su muro perimetral cuando la corriente de un cauce se lo pasó llevando.

En Acahualinca, 17 familias tienen miedo de que las corrientes se lleven sus humildes casas, asimismo, según datos de Defensa Civil, varios niños están presentando fiebres altas y cuadros diarreicos producto de la humedad acumulada. Igualmente, 42 viviendas quedaron completamente anegadas en diversos puntos de la capital.

Ayuda a damnificados de Río Coco
El Sistema de de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres, Sinapred, de la Región Autónoma del Atlántico Norte, está brindando asistencia humanitaria a 3,342 familias del sector de Río Coco Abajo y llanos aledaños del municipio de Waspam, que han sido afectados por los desbordamientos del caudaloso río.

"Recientemente, una comisión de alto nivel del gobierno, encabezada por el comandante Lumberto Campbell, hizo un recorrido desde Cua-Bocay hasta la desembocadura de Río Coco, y constató las condiciones precarias en que se encuentran unos 15,000 habitantes de 12 comunidades ribereñas y tres del llano”, informó el director de Sinapred en la RAAN, Norman  Sánchez.

Asimismo, indicó que debido a la situación decidieron entregar paquetes familiares de 50 libras cada uno para los pobladores que perdieron sus cultivos de arroz, maíz, frijoles, plátanos y yuca.

Cada paquete contiene arroz, frijoles, azúcar, aceite para cocinar, café, sal y pastas alimenticias. "Esta ayuda se les estará proporcionando durante tres meses, hasta que recuperen sus cultivos, también se les está brindando atención médica", indicó el funcionario.

Finalmente, Sánchez rechazó las versiones de Susana Marley y de Mateo Collins, dos supuestos activistas comunitarios que vinieron a Managua a decir que los damnificados de las inundaciones de Waspam están abandonados. "Esos señores no representan a nadie, y, por lo tanto, no podemos utilizarlos como canal para llevar la asistencia humanitaria a los que sí la necesitan", aseguró.

Ineter: Lluvias continuarán

Alejo Moreno, meteorólogo de turno de Ineter, informó que las lluvias que se han registrado obedecen al lento desplazamiento de un eje de vaguada sobre el territorio, y que durante la noche de ayer lo que iba a provocar lluvias era el paso de la Onda Tropical 23.

“Es un sistema común de la época. También hay posibilidades de que se forme una nuevo eje de vaguada en las próximas 24 horas”, concluyó Moreno.