•  |
  •  |
  • END

Muy de mañana, a los ex trabajadores en huelga de hambre postrados frente al Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, les quitaron sus mantas de protesta y los rótulos, pero los agresores no eran parte de ningún grupo afín al partido de gobierno, sino la Policía Nacional. De esto nos comentaron los reclamantes Germán Sánchez, que tiene 11 días en huelga de hambre, y Freddy Antonio Velásquez, que va por los 25 días, quienes tuvieron la inesperada visita.

“Primero vinieron dos a las seis de la mañana, y luego aparecieron tres. Vinieron aquí y nos quitaron el rótulo que dice `47 días de protesta´ y las mantas. Después nos dijeron que no debíamos estar afuera, aunque nosotros no hemos hecho nada que afecte las labores de la institución”, asegura Sánchez, luego que retomaron las mantas y volvieron a acomodarlas.

Aunque la primera comisionada Aminta Granera, jefa de la Policía Nacional expresó que “la Policía está en la obligación de darle protección a toda persona que lo solicite”, el huelguista comentó que hace unas dos semanas pidieron presencia policial por su seguridad ante los grupos violentos del partido de gobierno, sin embargo, no hubo respuesta, hasta ayer, cuando el actuar de las autoridades más bien fue considerado un acto intimidatorio contra los huelguistas y no una acción para su seguridad.

“Pedimos protección, pero…”
Mientras tanto, Velásquez comentó que sin importar la insensibilidad que caracteriza al gobierno y a los titulares de sus instituciones, llegará hasta las últimas consecuencias, porque alguien debe dejar un precedente. “Pedimos protección de la Policía, pero por el contrario, vinieron a cortarnos las cadenas que teníamos, nos empujaron y golpearon desmontándonos la primera protesta, después nos exigieron hacernos a un lado, y ahora regresaron, pero nosotros no vamos a ceder ni un milímetro”, dijo quien junto a su compañero de huelga ayer por la tarde fueron valorados por un médico de la Cruz Roja.

El titular de dicho ministerio, Pablo Martínez, se limitó a decir que “eso es un problema judicial, eso está en la Corte Suprema de Justicia. Yo soy obediente a las resoluciones de la Corte y son de obligatorio cumplimiento. Si él --Velásquez-- lleva una resolución de la Corte de que se reintegre, yo lo reintegro, a mí no me ha llevado ninguna resolución”.

Aunque no dijo la cifra de despidos en esta institución estatal, Martínez aseveró que “hay despedidos por diferentes causas, hay despidos por indisciplina y la mayoría son por indisciplina (pero) ninguno por ser dirigente sindical”, dijo, sin querer recordar que de esa manera, a través de los despidos, ha desarticulado cuatro sindicatos. Asimismo, negó que los despidos se deban a diferencias políticas como lo han manifestado los demandantes.

“Se encuentra muy mal uno de los trabajadores, tiene 24 días de huelga”, le recordaron los periodistas al funcionario. Pero éste contestó: “Eso es voluntad de él, yo no tengo potestad (de reintegrarlo)”.

Álvaro Leiva, Secretario de Asuntos Laborales de la Federación Democrática de Trabajadores de Servicio Público, Fedetrasep, uno de los despedidos del MTI siendo dirigente sindical, dijo que “está clara la violación de la cláusula 16 el convenio colectivo, que el ministro Martínez violó el fuero sindical, que no acató una resolución del Tribunal de Apelaciones de Managua que amparó a Velásquez, cuando las resoluciones son de ineludible cumplimiento”.

Leiva retó al ministro a que públicamente se sienten a ver sus incumplimientos como titular de la institución, y su falta de acatamiento de las resoluciones de los tribunales. Ante la posible amenaza de la mañana, la doctora Vilma Núñez, Presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, hizo presencia, y los oficiales aseguraron que lo único que hacen es dar seguridad al área, y que no había órdenes de desalojar a los huelguistas. “Éste es un gobierno insensible, capaz de dejarlos morir de hambre. Como Cenidh estamos apoyándolos con algunos materiales, y aunque les pedimos que por su salud suspendan la huelga, ellos están decididos”, dijo la doctora Núñez, quien aseguró que darán seguimiento al drama de estos ex trabajadores en lucha por sus derechos laborales.