•   SAN CARLOS, RÍO SAN JUAN  |
  •  |
  •  |
  • END

La comunidad religiosa de la isla Mancarrón, en el archipiélago de Solentiname, del municipio de San Carlos, Río San Juan, se mostró indignada cuando al amanecer del lunes, las paredes del templo religioso deslucían con pintas rojas, blasfemando contra el sacerdote trapense Ernesto Cardenal.

“Ernesto Cardenal ladrón mentiroso”, “asesino”, “fuera de Solentiname”, se lee en las pintas que un impío escribió en las blanquecinas paredes de la iglesia, que para los solentinameños representa un símbolo histórico de la otrora revolución sandinista.

“Eso es imperdonable, sabemos quién lo hizo y quién lo mandó”, dijo enardecido Rafael Chavarría, “Chael”, hermano de Elvis, héroe y mártir del asalto al cuartel de la Guardia somocista en San Carlos.

Aprovechan la oscuridad
El comunitario refirió que cada vez que se realiza un evento al cual llegan turistas, aprovechan la penumbra de la noche para realizar pintas en los centros de la comunidad, así lo han hecho en la escuela, en el centro de salud y ahora en la iglesia.

El pasado sábado, los pobladores de las islas del archipiélago estuvieron de fiesta, pues se preinauguró la ampliación del miniacueducto por bombeo eléctrico, financiado por la cooperación italiana.

Las pintas con las que se ataca la figura del sacerdote Cardenal son atribuidas por miembros de la comunidad al litigio que enfrentan, desde años atrás, por la posesión del Hotel Mancarrón --propiedad de la APDS, de la que fue presidente de la Junta Directiva Ernesto Cardenal--, el cual está ahora en poder de Nubia Arcia, después de que por una resolución del Tribunal de Apelaciones de la Circunscripción Central, se le pusiera en posesión del bien.

Cardenal denuncia campaña
Al conocer el acto, el sacerdote Ernesto Cardenal dijo vía telefónica que tiempo atrás vino de Alemania una persona, expresando su identificación evangélica, y se casó con la viuda de Alejandro Guevara (Nubia Arcia). En ese entonces, se le otorgó a ella la administración del Hotel Mancarrón. Ahora “hace una campaña contra mi persona, emitiendo calumnias y difamaciones por la celebridad que también ha tenido mi persona en Alemania y mi obra en Solentiname”.

Esperanza Guevara, administradora de la organización sin fines de lucro, APDS, informó que se personó a las instalaciones de la Policía Nacional e interpuso la denuncia, y estaban a la espera de que se presentaran al lugar para realizar las investigaciones que tengan a bien.

Bosco Centeno, por su parte, responsabilizó como autor material a quien se considera el juez de mesta, Antonio Sevilla, el que a su juicio responde a la autora intelectual, por lo que demandó a la Policía actuar haciendo prevalecer el respeto a los bienes de la comunidad y en garantía de la seguridad ciudadana.

Nubia Arcia prefirió no dar ninguna declaración al respecto.