•  |
  •  |
  • END

El cambio de sistema de televisión es irreversible, y todos, desde los televidentes hasta los empresarios que administran canales, deberán invertir en equipos modernos para acceder al nuevo servicio anunciado por el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor).

Así lo estableció ayer el director de ese ente estatal, Orlando Castillo, en una amplia exposición ante el periodista Erving Vega, en el pro-oficialista Canal 8 de Televisión.

EL NUEVO DIARIO solicitó desde el pasado miércoles una entrevista con algún funcionario de esa institución pública para explicar a la población el tema, pero tras pedirnos que enviáramos la solicitud por escrito a la oficina de Relaciones Públicas, no dieron respuesta de ningún tipo.

No obstante, ayer, en el citado medio de comunicación, Castillo dejó en claro lo que EL NUEVO DIARIO ha venido anunciando desde el pasado miércoles: los canales de televisión tienen que invertir para cambiar sus señales de analógica a digital, y la población consumidora tendrá que cambiar sus viejos aparatos por otros modernos, o adquirir una caja decodificadora para acceder a la nueva señal.

Según Castillo, los funcionarios de Brasil explicaron las bondades del cambio y advirtieron los problemas del mismo: “Nos explicaron ampliamente las bondades de la tecnología digital y algunos problemas que puede enfrentar el país con su implementación, los que tienen recursos lo adquirirán más rápido, y los que tienen menos recursos, lógicamente, tardarán más en adquirirlo”.

Castillo dijo que ya había hablado del tema con el presidente Daniel Ortega hace algunos meses, “y él me orientó a que investigáramos bien cómo era la negociación con Brasil, entonces vinieron los compañeros brasileños y hablamos bastante”.

Inversión en medios, asunto de competencia

Explicó que esa inversión también la deben asumir, no obligados por ninguna ley sino por la competencia del libre mercado, los medios electrónicos.

Castillo señaló que la nueva señal digital que pretende instalarse con apoyo de Brasil, “es superior a la de la TV analógica, por ejemplo, en la TV actual sólo recibís la señal de la TV de vídeo y audio, no más alternativa, en la TV digital tenés cuatro señales en un solo canal, o sea que tenés más opciones”.

“Además, podes entrar a internet desde el televisor, una vez que tenés el televisor con tecnología digital. Lo que cuesta es otro problema que vamos a ver más adelante, entonces navegás ahí en tu propio TV y te vas olvidando de tener otros equipos más caros”, explicó, a la par que señaló que los nuevos aparatos digitales consumen menos energía eléctrica, emiten menos radiaciones y son más ecológicos.

Sin embargo, el precio de un nuevo televisor de plasma o pantalla LCD, se cotiza en las tiendas desde 400 dólares más impuestos, mientras que el televisor analógico común en la mayoría de hogares, se vende en los mercados desde 70 dólares el de 14 pulgadas de fabricación coreana.

Reasignarán cada canal en banda alta

Castillo explicó que dentro de las conversaciones con Brasil se tocó el tema de la transferencia tecnológica de conocimiento, y el apoyo para que todo el sistema audiovisual del país se transforme a digital, usando la norma que Brasil instauró con tecnología japonesa.

Dijo que los canales no están obligados por ley a cambiar, pero que dentro del mercado de competencia “el que se quede rezagado pierde ante el canal que se vaya modernizando”.

“Será asunto de competencia, el que primero se digitalice irá más adelante que los otros”, dijo, al tiempo que anunció que habrá cambios en el acomodo de las frecuencias de canales, ya que Telcor reasignará a cada canal en banda alta (canales 2, 4, 8, 10 y 12) una frecuencia o banda en el nuevo sistema digital.

“Telcor tiene que asignarle una frecuencia a cada uno de los canales que están transmitiendo, para que emigren de analógica al digital, el que se quiere quedar o no puede trasladarse por los costos, se queda viendo canal analógico y se quedan en sus actuales lugares”, explicó. .

Amortiguarán impacto económico

“Cambiamos o cambiamos, no hay alternativa, porque si no damos ese paso nos quedamos atrás en el mundo entero”, advirtió, y anunció que para aminorar los costos de transición de un sistema a otro, el gobierno busca respaldo brasileño para evitar el impacto económico en las familias de menos recursos y la descapitalización de las empresas pequeñas de televisión.

“Como Brasil ofreció ese apoyo, obtendremos equipos a menor precio, tendremos capacitación para la utilización de los equipos, los repuestos serán mas baratos”, señaló, explicando que quien tenga el dinero para adaptarse al cambio, podrá hacerlo cuando quiera, y el que no tenga, seguirá viendo la señal analógica de los canales que tampoco hayan podido realizar el cambio.

Los que irán “al suave”

“Pueden seguir usando el equipo viejo, un televidente no va quedarse sin ver televisión, va a haber señal un año, dos, tres, lo que duren las empresas en modernizarse, y se van trasladando a la digital. Si él quiere, entonces, y tiene posibilidad, tendrá que comprar la caja convertidota, cuyo precio es de entre 50 y 60 dólares”, resaltó.

“Ese es el segundo paso, que el televidente compre su cajita convertidora, y el gobierno, en estas pláticas con Brasil, planteó también el valor de la caja convertidora para negociar, no sabemos hasta cuánto se va a reducir el valor de la caja con el apoyo de Brasil, y la tercera opción es que el que tiene más posibilidades compra un televisor digital y se olvida del asunto”, observó.

Para Castillo, el cambio no será fuerte, porque a su criterio, el nicaragüense tiene una cultura de ahorrar para comprarse servicios y bienes necesarios para el hogar
“Nosotros los nicaragüenses siempre andamos adelante en eso, el televisor podrá tener diez años, pero el televidente conecta la caja y recibe la señal de aire a digital, es como un módem (receptor de señales para computadoras)”, expresó el funcionario de gobierno.

Respecto a las conversaciones de Estado a Estado, señaló que las pláticas van avanzadas en un 80 por ciento respecto a “qué apoyo va a dar Brasil para la implementación de la norma, cuánto van a costar las cajitas, cuánto va a apoyar a la empresa privada, cómo va a ser la capacitación (del personal técnico y de las empresas privadas)”.

El funcionario reiteró que el gobierno busca opciones para apoyar a la ciudadanía con menos recursos para asumir los costos del cambio de sistema, pero no estableció que habría subsidio para la adquisición de los aparatos, como en otros países donde se han dado los cambios.

“Y seguro que con el apoyo del gobierno todo el mundo va a tener su cajita, y el que vaya teniendo más recursos, pues… Nicaragua en unos años estará llena de televisores digitales”, expresó.