•   JINOTEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Un total de 81 familias que viven desde hace más de 20 años en el barrio Los Ángeles, al norte de la ciudad de Jinotega, están siendo amenazadas con ser desalojadas de su propiedad por un hombre que dice ser el dueño del terreno, al poseer un título de Reforma Agraria.

El terreno en mención mide tres manzanas de extensión, las cuales, según los afectados, fueron donadas por el sacerdote Rubén Baltodano (q.e.p.d.) a los desmovilizados de la ex Resistencia Nicaragüense, y para ese entonces la OEA realizó un proyecto y les construyó viviendas.

Sin embargo, ahora un señor identificado como Heberto José Montenegro, aparece acusándolos de precaristas, y los ha citado al juzgado para que respondan a un trámite de mediación.

Donación la hizo padre Rubén Baltodano
Luis Amado Picado, uno de los afectados y miembro de la comisión que se formó para defender los derechos de los habitantes del barrio, dijo que desde el 3 de agosto fueron notificados por Montenegro, quien dice ser dueño del terreno que donó el padre Baltodano, y cuya desmembración realizó la Alcaldía de Jinotega, por lo que los pobladores cuentan con una escritura en derechos posesorios.

Picado alegó que si el terreno no hubiera estado legalmente, la OEA no les habría construido las casas, ya que la base es tener una escritura, que alega tienen en su poder cada dueño de vivienda.

Vecinos de este barrio se niegan a mediar con Montenegro, porque se sienten protegidos por las leyes al tener un documento que los ampara.

Sin embargo, no existe la escritura original en poder de la Alcaldía, pero los habitantes de dicho barrio están dispuestos a sacar un segundo testimonio para defender lo que alegan les pertenece.

Buscan arreglar situación
Ante esta problemática, los habitantes de dicho barrio se reunieron con los miembros de la Comisión de Gobernabilidad del Concejo de Jinotega para buscar una solución.

El concejal liberal Marlon Picado, miembro de esta Comisión, dijo que la Alcaldía debe responder a estas familias, y les hizo un llamado a no tener temor porque ellos son dueños de sus propiedades.

“Nosotros vamos a revisar toda la documentación, y estamos en toda disposición de apoyar a estas familias”, dijo Picado.

Mientras tanto, las familias afectadas manifestaron que no saldrán de sus casas, ya que esas propiedades son suyas.