•   DARÍO, MATAGALPA  |
  •  |
  •  |
  • END

Las mujeres organizadas en la Federación Agropecuaria de Cooperativas de Mujeres Productoras del Campo de Nicaragua, celebraron con una feria de productos agropecuarios los diez años de trabajo organizativo y productivo, lo que ha venido mejorando sus condiciones económicas.

La organización de las mujeres productoras de Nicaragua que presiden Martha Heriberta Valle y Matilde Rocha, no sólo se ha quedado en organizar y capacitar a las mujeres para que produzcan, sino que las ha especializado en cada rubro, con el objetivo de fortalecer la visión empresarial de todas las asociadas, por lo que ahora van por la consolidación de la cadena productiva, entre ellas la de hortaliza, de los municipios de Darío y Sébaco.

Encadenamiento productivo

Matilde Rocha, Vicepresidenta de Femuprocan, señaló que el proceso de encadenamiento productivo va desde la producción, hasta el procesamiento y la comercialización de hortalizas, por lo que se ha establecido un mercado vial en el kilómetro 88 de la Carretera Panamericana, y un puesto nacional en la sede de la Fundación, que se abre todos los jueves, como un medio de comercialización directa entre la mujer productora y el consumidor.

Por su parte, Martha Heriberta Valle señaló que a pesar del cambio climático que les ha provocado pérdidas en algunos productos, las mujeres han salido adelante y han logrado tener 600 manzanas de riego para mejorar la producción en los municipios secos de Darío y Terrabona, donde ya se han capacitado en el manejo de estos sistemas para producir.

Valentina Altamirano, del municipio de Darío, aseguró que desde que se organizó para trabajar en la Federación de Mujeres Productoras, ha logrado mucho, pues además de las técnicas de producción, logró librar la parcela donde trabaja con su familia, de las deudas que tenían, y lo más importante es que ha logrado bachillerar a sus dos hijos y les mantiene los estudios universitarios, pues su objetivo es que ellos sigan trabajando en la cooperativa.

Leticia Manzanares, de la comunidad San José, de Terrabona, señaló que en su parcela producen maíz y frijoles, entre otros productos, pero tiene dos objetivos: poner un tramo en el mercado vial de la Carretera Panamericana, y comenzar a desarrollar la lombricultura, la que es de mucha importancia para producción orgánica.

Nuevas prácticas
Adilia Vega, del municipio de Río Blanco, dijo que con las nuevas prácticas productivas no sólo han venido mejorando la economía de sus hogares, sino la dieta alimenticia, debido a que antes tenían que esperar a que llegaran las mujeres de Masaya con las verduras para comprar, ahora ellas las producen y abastecen al mercado local y a precio más barato, lo que viene a mejorar la economía de los consumidores, aseguró.

Mesa de Hortalizas
Además de la feria de los productos, se realizó una asamblea de la Mesa de Hortalizas, donde se dio a conocer su funcionamiento, se dejó instalada, y se señaló la vinculación de las redes empresariales de Femuprocan.

Con este evento se culminó el proceso de entrega de mulas, donde a cada socia beneficiada con una se le entregó su carta de venta, la cual la acredita como dueña; lo anterior, gracias al convenio de colaboración de la Federación con Oxfam Canadá, que benefició a 31 socias. Las bestias les servirán para transportarse, para halar agua, leche y leña, y trasladar la producción.