•  |
  •  |
  • END

Ena Fuertes, de la Unidad Sindical Magisterial, denunció falta de responsabilidad en el cumplimiento de pago en las pensiones de los educadores, tanto por parte del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, como del Ministerio de Educación, Mined.

Esto, sobre todo, porque “no sé bien con qué intenciones” la Presidencia solicitó a los delegados municipales y departamentales del Mined, que pidan a los directores un informe donde detallen qué cantidad de maestros están de subsidio o padecen enfermedades crónicas; cuántos se van a retirar del sistema, y de ellos qué número tiene doble plaza.

Dijo que la solicitud puede tener sus razones en el “desorden” interno del Mined, porque “ni ellos mismos tienen clara la realidad de los educadores”.

No obstante, también expuso que como ninguna de las instituciones “se quiere hacer cargo del pago correcto de las pensiones de los maestros”, sobre todo de aquellos que van a retiro por incapacidad para laborar, puede que el gobierno esté interesado en conocer el panorama general de demanda de pensiones que se les viene, y de paso valorar cómo afrontarán la situación.

“El pago de las pensiones de los educadores es un problema que no quieren afrontar”, indicó.

La sindicalista reiteró su descontento porque en el pago de las pensiones por edad o por incapacidad, el “Mined le tira la pelota al INSS y así nos llevan”.

Agregó que quienes se jubilan por edad sólo están recibiendo en carácter de pensión el 80 % del salario.

Según datos que maneja la Unidad Sindical Magisterial, en los próximos dos años unos 12 mil maestros entrarán a proceso de jubilación, lo que aseguró supondrá un problema para el Estado, ya que el sistema de educación pública generará una demanda recursos humanos con los que no cuenta el país. Eso para Fuertes podría “impactar negativamente” en los procesos educativos y el gobierno tiene que prepararse.