•  |
  •  |
  • END

El Fiscal General de la República, Julio Centeno Gómez, afirmó ayer que el Ministerio Público estará presente en las audiencias de Casación en la Corte Suprema de Justicia, CSJ, independientemente de la legitimidad del tribunal sentenciador, para evitar más ilegalidades en el proceso jurídico, ya que existe la amenaza de que la Procuraduría General de la República, PGR, usurpe funciones.

“El Ministerio Público estará presente ante la amenaza inminente de que la Procuraduría General de la República cometa el ilícito de usurpar funciones y deslegitime más las audiencias. Venimos a salvar la situación para que no empeore”, expresó el fiscal Centeno.

El funcionario agregó que el fiscal Julio Montenegro se presentará mañana a las tres audiencias programadas porque la Fiscalía se debe a las víctimas y no puede dejar que una situación de competencia entre fuerzas en la CSJ, afecte a su representada.

“No nos dejamos presionar”

Centeno no negó, ni afirmó, las supuestas presiones de las que fue objeto para que no asistiera a las audiencias, según el ex magistrado Rafael Solís, pero fue tajante al decir que él no se deja presionar y solo se debe a la Constitución de la República.

“Que no se preocupen que nosotros no nos dejamos presionar por nadie. A muchos les ‘chima’ nuestra actitud, pero nosotros representamos al pueblo, a la sociedad y debemos obediencia a la Constitución de la República”, afirmó el Fiscal General.

Centeno también dijo que no puede negar “que la crisis afecta la administración de justicia y no perdemos la esperanza que los diputados resuelvan esta situación nombrando a los magistrados, para evitar más problemas y una situación aun más compleja en la administración de justicia”, recalcó el representante de la Fiscalía.

Origen del mal

La controversia sobre la legitimidad de las audiencias de Casación se da por estar conformado por Conjueces de cuestionada legalidad y a quienes diversos juristas los consideran sin facultades jurisdiccionales.

“Expresamos nuestra preocupación ante la integración de tribunales de audiencias distintos a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, como lo prescribe el artículo 21 del Código Procesal Penal”, se lee en el escrito que el viernes pasado presentó el representante de la Fiscalía en las primeras audiencias de casación con tribunal integrado por conjueces.

Ahora solo se queda a la espera de las próximas audiencias y a las posibles impugnaciones de las partes afectadas, por carecer de tribunal competente, aunque magistrados orteguistas aseguran que nadie impugnará los resultados de estas audiencias porque son legitimas, incluso hasta más “fortalecidas” porque tendrán nueve firmas en vez de seis, como en la Sala Penal.