•  |
  •  |
  • END

Doce muertes se han registrado en los últimos 15 días, incluidos tres de una misma familia, entre ellos un bebé de 18 meses, que murieron soterrados por un derrumbe de tierra en Managua, dijo el teniente coronel Néstor Solís, de la Defensa Civil, en un reporte de las últimas lluvias que ha dejado estragos por los torrenciales aguaceros que están afectando a la región.

Con esto suman 25 los muertos y miles de afectados por la temporada de invierno, en lo que va de 2010.

La fuente precisó que el fin de semana pasado registraron cuatro muertos, tres por el deslizamiento de tierra, y una señora que murió ahogada en el norte del país.

"Hay otro (muerto) más que estamos confirmando en Boaco", con lo cual la cifra aumentaría a 26 fallecidos en lo que va del año, agregó. El resto de las víctimas mortales se originaron por imprudencia de las personas que han intentado atravesar ríos crecidos a causa de las lluvias, según el organismo.

Tres lesionados en volcón

Ayer en la zona de Las Playitas, en la comunidad Sonzapote, ubicada del kilómetro 69 de la Carretera Panamericana Norte, tres kilómetros al Este, se volcó un autobús de transporte colectivo que viajaba de Managua-San Juan. Sin embargo, se confirmó que únicamente hubo tres lesionados.

Según los testigos, a las 5 de la tarde de ayer, el vehículo transitaba con 40 pasajeros, y al intentar cruzar una quebrada, ésta creció repentinamente, por lo que el motor de la unidad conducida por Ramiro López, perdió fuerza y cedió al ímpetu de las aguas, haciendo que el vehículo cayera de costado.

La fuente de Defensa Civil precisó que a nivel nacional, producto de las últimas lluvias, se contabilizaron un total de 221 familias afectadas, equivalentes a 1 mil 43 personas, de las cuales 749 permanecen refugiadas en albergues temporales. La Defensa Civil indicó, además, que las intensas precipitaciones han afectado a 276 viviendas.

La Dirección de Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, estima que las lluvias continuarán por otras 24 horas en Nicaragua.

Río San Gabriel destruye puente y plantaciones

En Jinotega se reporta que unos 15 metros de un muro de contención quedaron destruidos en el puente San Gabriel, que impidió el pase vehicular ayer. Mientras tanto, el alcalde del municipio de San Sebastián de Yalí informó que también se encuentra destruido el puente de Los Aguacatales, que permite el paso hacia la comunidad La Rica.

Igual ocurre en el municipio de Santa María de Pantasma. El encargado de proyecto, ingeniero Germán García, aseguró que en la carretera de Guale está obstruido el importante paso por el que se trasladan ganado y productos perecederos hacia todas partes del país.

También están destruidos tramos de carretera de El Jiquelite, en las comunidades El Venado número 1 y 2, así como en Las Parcelas y El Ventarrón.

Daños a infraestructura en Estelí
Las lluvias también han dejado afectaciones en el departamento de Estelí, donde hay graves daños a la infraestructura y a la cosecha de frijoles, según el vicepresidente de la Federación de Ganaderos de Nicaragua, Faganic, Salvador Castillo.

Aún no hay informe oficial, aunque se estima que las pérdidas en frijoles son del 40%, tanto en los plantíos como el grano, y el siete por ciento de los cultivos de maíz.

La situación de los caminos en la región segoviana también es crítica. Alrededor de 30 kilómetros de carretera que une esta ciudad con la zona productiva de Miraflor están destrozados.

Igual situación ocurre en los sectores conocidos como La Laguna de Santa Clara, Las Torres, en la comarca San Antonio, la carretera El Jícaro-El Dorado, los caminos de Condega, La Trinidad, San Nicolás y Pueblo Nuevo, donde la vía es intransitable.

En un puente ubicado en Telpaneca, las aguas rebasaron su capacidad, y en San Juan de Río Coco fueron afectadas cinco casas por deslizamientos de tierra, según el teniente coronel Álvaro Rivas Castillo, jefe de la Dirección Regional de la Defensa Civil en el Primer Comando Militar.

En Ocotal fueron afectadas viviendas en Las Victorias, en Murra-Nueva Segovia. Así mismo, en Quilalí, el barrio La Policía, ubicado cerca del río Jícaro, sufrió afectaciones en seis viviendas y se evacuó a 17 adultos y a 12 niños.

En Jalapa, en la zona de Ojo de Agua, dos viviendas fueron destruidas parcialmente por las lluvias. Sobre la vía de Quilalí a Wiwilí, la carretera fue cortada en el sector de El Jobo.

En el caso de Pueblo Nuevo, Estelí, las autoridades brindan apoyo a varias familias del sector conocido como El Dorado. En la comunidad Paso Hondo, también son atendidas 32 familias afectadas por las inundaciones.

Techos colapsados en León

Las constantes lluvias están azotando la cabecera departamental de León, y las autoridades de Defensa Civil registran dos viviendas cuyos techos han colapsado en el Centro Histórico.

“El exceso de humedad en los techos de tejas y en las paredes de adobe, están ocasionando desprendimiento de las infraestructuras, y es necesario que sus propietarios tomen medidas emergentes”, afirmó Margarita Hernández, responsable de la Oficina de Riesgo de la Alcaldía de León.

En Madriz y Nueva Segovia el temporal dejó a varias familias evacuadas de zonas con alto riesgo de derrumbes e inundaciones. Además, en algunos ramales de carreteras intermunicipales se abrieron cárcavas y hubo socavamiento en puentes y alcantarillas.

Según Octavio Álvarez, delegado departamental de Sinapred, por el momento están recolectando información, y de forma preliminar dijo que hay al menos 17 viviendas inhabitables.

Aguaceros y madereros destruyen caminos en la RAAN

En la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, los anegamientos, más el incesante tránsito de pesados cabezales sobrecargados con madera, han causado estragos en la carretera troncal Río Blanco-Bilwi, y en los caminos vecinales de la Región Autónoma del Atlántico Norte.

Mientras tanto, las fuertes lluvias provocaron el desbordamiento del río Prinzapolka, en su cuenca media, perjudicando a 13 comunidades de sus riberas y 9 del litoral Caribe.

Preliminarmente se calcula que unas 15 mil 500 personas están afectadas por el desbordamiento del Río Prinzapolka, informó el jefe de la Defensa Civil de la RAAN, mayor Freddy Herrera.

Tormenta no afectará RAAS
Aunque el estado del tiempo se mantiene estable en el Caribe Sur, la red interinstitucional de prevención ante desastres naturales se mantiene activa para enfrentar cualquier fenómeno que se presente en la región. De acuerdo con el teniente coronel Reynaldo Carrión, jefe de la Defensa Civil en la RAAS, la región está preparada para enfrentar cualquier desastre que se presente.


(En esta nota colaboraron: Silvia González Siles, Jinotega; Máximo Rugama, Estelí; José Luis González, León; Leoncio Vanegas, Ocotal-Nueva Segovia; Heberto Jarquín, Bilwi-RAAN; Jesús Salgado, Bluefields-RAAS; y Rafael Lara, de Redacción Central.)