• |
  • |
  • END

Como “provocativas e insolentes” calificó el Vicepresidente de la República, Jaime Morales Carazo, las declaraciones del canciller colombiano Fernando Araujo Perdomo, en la nota que le leyó vía telefónica al viceministro de cooperación nicaragüense, Valdrack Jaentschke.

Recientemente, Araujo demandó a Nicaragua no sobrepasar el meridiano 82 en el Mar Caribe, porque de lo contrario se daría un “caos”, y el país sudamericano consideraría que sus derechos soberanos se extienden hasta las costas nicaragüenses.

Pero el Vicepresidente indicó que el fallo emitido por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) el pasado 13 de diciembre, es categórico al determinar que no hay fronteras definidas, y “a nosotros nadie nos va a cercar en nuestro propio territorio y dentro de nuestras propias aguas”.

“Eso de que el canciller Araujo llamó por teléfono, es inédito e insólito, por lo que las posiciones que ha tomado el presidente Ortega y jefe del Ejército son totalmente congruentes, en su obligación de hacer valer nuestra soberanía, no con bravuconadas ni declaraciones insolentes como las de este señor Araujo”, señaló.

Ante las críticas de parte de funcionarios nicaragüenses a su mensaje telefónico, el canciller Araujo expresó que maneja un estilo de diplomacia “amable” Sin embargo, Morales Carazo sostuvo que actuaciones como las del canciller colombiano, “suceden por imprudencia e impertinencia”.

“Yo, de funcionario, le cuelgo el teléfono y no acepto notas verbales para mi país. Espero que la sangre no llegue al río y todo sea resuelto de forma civilizada, y de acuerdo con los principios del derecho internacional”, afirmó.

Canciller Santos a Naciones Unidas
El Gobierno de Nicaragua goza del derecho de quejarse ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, por la resistencia de Colombia de mantener fuertes dispositivos militares en la zona del meridiano 82 en el Mar Caribe, dijo por su parte el canciller Samuel Santos.

Sin embargo, el diplomático aseguró que Nicaragua prefirió buscar una salida “con calma” al conflicto, a través de un encuentro con el Secretario General de dicho organismo internacional, Ban Ki-moon. El encuentro está previsto a realizarse este miércoles 13 de febrero.

“Claramente instruido por el Presidente de la República, para presentar la posición de Nicaragua, ante la actitud muy cerrada y absurda de Colombia, con respecto a la sentencia de la Corte Internacional de La Haya, y dado que la Corte es un órgano de las Naciones Unidas, yo llego a hacérselos (saber) a ellos”, afirmó Santos.

“Iniciamos con el secretario general Ban Ki-moon, reservándonos el derecho que nos queda de presentárselo al Consejo de Seguridad, pero primero vamos con calma, de acuerdo con las instrucciones del presidente Ortega”, dijo.

Santos confirmó que ayer representantes de Colombia asistieron a la CIJ para indicar el tiempo que necesitan para responder con argumentos jurídicos, a la exposición que ya hizo Nicaragua en su documento memoria, sobre su derecho en el mar.

Esta cita a Colombia forma parte del seguimiento al proceso de fondo del litigio, un punto a favor de Nicaragua en la sentencia del 13 de diciembre.

Honduras solidaria con Nicaragua
Por su parte, el canciller de Hondura, Edmundo Orellana, expresó su solidaridad con el gobierno de Nicaragua en el litigio con Colombia, aunque se mantuvo cauteloso.

“¿Nicaragua cuenta con el respaldo de Honduras?”, se le preguntó. “Bueno, en general. En general, Honduras es solidaria con Centroamérica. Y desde luego solidaria con el pueblo nicaragüense. Pero en ese tema, yo preferiría enterarme más, tener más información para poder pronunciarme”, explicó Orellana.

“¿Esa cautela tiene que ver con la firma del Tratado Ramírez-López que ustedes firmaron con Colombia?”, se le insistió. “Nosotros, como le digo, tenemos temas en común. Pero estos son temas internacionales que involucran a terceros. Por eso, yo debo informarme de previo para tomar una decisión. Y éste no es el momento de dar una opinión, porque yo acabo de ingresar a la Secretaría de Relaciones Exteriores” se justificó.