•  |
  •  |
  • END

El diputado Maximino Rodríguez reveló ayer que están reformando el costo del pasaporte en la nueva Ley de Migración y Extranjería, de 350 córdobas a 35 dólares oficialmente, equivalentes de 752.50 córdobas, hecho que encarece aún más el costo de vida de los nicaragüenses.

Rodríguez defendió el nuevo costo al explicar que en 1993 tenían un valor de 50 dólares, equivalentes en ese entonces a 350 córdobas, costo que se mantuvo hasta hoy, lo cual resulta una absurda e inexacta comparación entre el virtual córdoba oro de “Panchito”, y el valor actual de la moneda en el costo de la vida de cada nicaragüense.

El córdoba mantuvo una equivalencia respecto del dólar de seis por uno hasta el 10 de enero de ese mismo año, cuando se estableció la tasa de deslizamiento de un cinco por ciento anual, pero que diez meses después subió al 12 por ciento, y desde hace cinco años volvió al 5 por ciento.

Es decir, que los diputados, con Rodríguez a la cabeza, se unen a la dolarización que en muchas tiendas y restaurantes se practica.

Ahora costará 35 dólares

En la nueva Ley de Migración que se está creando, el costo será de 35 dólares, por lo cual Rodríguez insiste en que incluso se bajó de 50 a 35 dólares, hecho que en su opinión “es positivo”, aunque constituya un flagrante engaño.

El diputado presidente de la Comisión de Paz, Defensa, Gobernación y Derechos Humanos, manifestó que durante el tiempo que se mantuvo congelado el valor de dicho documento, Migración y Extranjería dejó de percibir una gran cantidad de recursos, porque nunca se incrementó ese tipo de cobro, como si fuera obligación el estar dolarizando los servicios públicos para unos consumidores que ganan en córdobas.

Los “trámites de urgencia”

Actualmente la entrega rápida de pasaportes lleva el ilegal recargo de un 40% más de su valor. Ahora con el nuevo precio, un pasaporte en las mismas condiciones rondará los 1,200 córdobas.

Viajeros habituales consultados expresaron que con la costumbre de cambiar pasaportes por negocio, el nuevo precio dejará sumas millonarias a Migración y Extranjería, sacados de los escuálidos bolsillos de los nicaragüenses.