•  |
  •  |
  • END

Unos 24 niños del colegio público Loma Verde, ubicado en Tipitapa, resultaron intoxicados por la inhalación de Mercaptano, un químico que mezclado con otros productos se utiliza para la fabricación de herbicidas.

Según la Guía de Respuestas a Emergencias con Materiales Peligrosos, el tóxico conocido como Mercaptano, es un químico incoloro con un olor acre, es un ácido débil, pero si se mezcla con oxidantes, puede llegar a provocar una fuerte explosión, por lo cual se debe almacenar en lugares cerrados y sin ventilación, de lo contrario, provoca problemas en la piel, los ojos y el sistema respiratorio.

La fábrica Química Borden, Quibor, localizada en el kilómetro 21 de la carretera a Tipitapa, utilizan este material combinado con otros para elaborar productos para el control de plagas.

Es por ello que pobladores de cinco barrios de Tipitapa se presentaron a las instalaciones de esta empresa a exigir una inspección del Ministerio de Salud y organismos que protegen el medioambiente, como el Marena.

La petición lleva más de un mes, tiempo desde el cual el número de niños intoxicados ha aumentado, por lo que los directores de dos centros educativos han optado por suspender las clases antes de tiempo.

Los síntomas

Xóchitl Guevara es madre de una niña de 12 años que producto de la continua inhalación del químico ha presentado vómitos, dolor de estómago, y la mañana del lunes realizó sus necesidades fisiológicas en el salón de clases, sin darse cuenta.

“En otros colegios no se presentan estas situaciones. La llevé al hospital y el doctor me dijo que en los exámenes de heces no le aparecen parásitos, ha perdido peso considerablemente, ya no sabemos qué más hacer”, afirmó Guevara.

El colegio de Loma Verde queda a tres cuadras de la fábrica y tiene una población estudiantil de 668 niños, de los cuales cuatro o cinco presentan síntomas de intoxicación diariamente, pero fue ayer que el problema fue masivo, por lo cual tuvieron que intervenir miembros de la Dirección General de Bomberos, DGB.

María Auxiliadora Murillo, directora del colegio, afirmó que “nosotros hemos pedido que dejen de fabricar los químicos ya hace un mes que el Minsa emitió un comunicado en que se los prohibía, pero a pesar de eso continúan. El problema tiene unos cinco años, pero ahora el olor es peor, ni en el día ni en la noche cesa”, apuntó.

Añadió que ayer tuvieron que trasladar a los niños al hospitalito, porque estaban con fuerte dolor de cabeza, vómito y dolor en el estómago.

Los barrios perjudicados son: “Francisco Rojas”, “Leyda Delgado”, Loma Verde, “Jorge Navarro”, “Ana Virgen” y el colegio “Andrés Castro”.

También a trabajadores

Por su parte, Elba de los Santos López, madre de una de las trabajadoras, indicó que ninguno de los que laboran en la empresa utiliza el equipo necesario para manipular el químico.

“Muchas veces han sacado a mi hija desmayada del trabajo y me avisan hasta que ya está en la clínica del seguro. Antes no la llevaban, le daban medio litro de leche para que se recuperara, pero ahora ni eso dan. Por eso ahora ella está muy mal, ya los médicos le dijeron que su sangre está envenenada”, alegó la demandante.

El concejal Edgard Cerda, miembro de la comisión especial para el caso Borden, dijo que junto al Minsa, miembros del Magfor y del Marena se reunirán con los directivos de la empresa para pedirles que les permitan que evalúen los productos que están utilizando para la fabricación de herbicidas.

Hasta el momento, la única respuesta que han brindado los directivos a la comunidad es que correrán con los gastos médicos de los afectados.