•  |
  •  |
  • END

La Alcaldía de Managua reconoció que se ha estado ubicando a algunas familias en lugares de alto riesgo, al tiempo que anuncia que reubicará a por lo menos 300 familias de la capital.

El secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, reconoció que, efectivamente, se han dado una serie de reubicaciones de familias en lugares que no son recomendables para ser habitados.

“Nosotros lo que queremos es evitar esto. Ha habido una cultura de reubicaciones mal manejadas, inclusive muchas veces en algunos momentos se ha reubicado a la gente sin tener todas las condiciones, precisamente es un tema que debemos atender con especial énfasis”, afirmó el funcionario de la comuna.

Por lo menos 600 personas reubicó la Alcaldía de Managua, afectadas por los recientes aguaceros que dejaron 20 casas destruidas en la capital, informó la alcaldesa Daysi Torres.

Entre los daños provocados se encuentra la muerte de una pequeña familia en el barrio “Camilo Ortega”, la cual habría sido reubicada recientemente por los Consejos del Poder Ciudadano en el lugar donde habitaban, aun cuando el lugar es considerado de alto riesgo.

Según Moreno, en la capital hay alrededor de 900 familias que deben ser reubicadas, de ellas por lo menos 300 deben ser movidas a lo inmediato debido a la alta vulnerabilidad a la que están expuestas.

Aseguró que en coordinación con el gobierno están trabajando en una propuesta para la reparación de las viviendas dañadas por las lluvias, pero aclara que será difícil hacerlo en los mismos lugares debido al riesgo que representan.

Habilitarán albergues

Hasta el momento, según la alcaldesa de Managua, hay 160 personas atendidas en albergues, en los barrios “Camilo Ortega” y Quinta Nina, los más afectados hasta el momento por las lluvias.

Agregó que están levantando un censo para conocer la cantidad de personas que serán reubicadas y a quienes se les construirá una vivienda nueva en un lugar más seguro.

Hizo un llamado a la población a evitar construir sus viviendas a las orillas de los cauces o en lugares de alto riesgo. “Tardamos más en reubicar a la gente en riesgo, que lo que tardan otras familias en ubicarse en los mismos lugares”, agregó Torres.

En este sentido, el secretario general agregó que las reubicaciones no serán obligatorias, y estarán definidas por la voluntad de los afectados.

“No será reubicado nadie que no lo desee, pero sí se requerirá hacer reubicaciones en la medida que las condiciones del invierno lo vayan señalando, vamos a tener que ir ajustando esto. Esto se hará coordinado con la Defensa Civil”, detalló Moreno.