•   SAN CARLOS/RÍO SAN JUAN  |
  •  |
  •  |
  • END

Jóvenes ambientalistas de Río San Juan fueron obligados a abandonar suelo costarricense, a pesar de contar con un permiso vecinal, cuando hicieron presencia en una caminata que conservacionistas ticos emprendieron desde el pasado lunes, en protesta contra el proyecto minero Crucitas, de San Carlos Cutris. Ahí, una empresa canadiense pretende desarrollar la explotación minera a cielo abierto, lo cual afectaría al río San Juan.

La delegación perteneciente a la organización Fundación del Río pretendía acompañar a los caminantes al menos en dos tramos: Crucitas-San Joaquín y de ésta al Arenal. Sin embargo, a pesar de que hicieron su ingreso por Los Chiles, como lo acostumbran quienes son beneficiarios del acuerdo de colaboración e intercambio entre ambos países, los jóvenes no fueron recibidos de la mejor manera.

Dixon Urbina Romero refirió que bastó con que extendieron la nicaragüense bandera azul y blanca, para que se desatara la presión y el acoso de la guardia fronteriza, y seguidamente de la fuerza pública contra ellos. Aseguró que los ambientalistas costarricenses les apoyaron hasta el último momento para no ser expulsados, igual que la prensa tica increpó a la guardia si estaban al servicio de la empresa minera extranjera, lo cual hizo bajar un poco la presión, “a ello se debió que no nos deportaran con los procedimientos como acostumbran hacerlo con nuestros conciudadanos”.

La delegación ingresó a eso de las 2 de la tarde de ayer por el puesto de Migración y Extranjería de San Carlos, provenientes de Los Chiles, portando fotocopias de los permisos originales extendidos, puesto que Migración costarricense se quedó con los documentos originales y les entregó copia, acto que no se corresponde con la documentación legal, según las autoridades migratorias nicas.