• |
  • |
  • END

Ante la denuncia que hiciese el ex juez Leonardo Ruiz Martínez contra dos de agentes policiales de implantar droga a su esposa y luego cobrar por la libertad de ésta, el asesor legal del Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos, Gonzalo Carrión, dijo que debe ser la institución policial la primera interesada en investigar tan grave hecho.

“Si eso fue confirmado”, expresó Carrión, “esto tiene gran relevancia, pues la Policía como muchas instituciones del Estado trabaja bajo el principio de la legalidad y del respeto de los derechos humanos. La labor de cualquier funcionario debe ser coherente con el mandato constitucional, y nunca debe ir en perjuicio o violación de los derechos y garantías de la población”, dijo el especialista.

“Hay muchos casos como éste, sobre todo los vemos en la televisión, cuando los acusados dicen que les pusieron la droga. Ésta es una queja que siempre la señalan, y por eso se debe fortalecer la vigilancia en este tipo de operativos, pues se corre el riesgo de cualquier arbitrariedad o ilegalidad”, indicó el asesor legal del Cenidh.

Provoca cuestionamientos
Para Carrión, la denuncia que hizo el ex juez Martínez provoca muchos cuestionamientos a la función que ejerce la Policía. Añadió que estos señalamientos causan vicios de fondo por la forma como se configuró la prueba. Además, recordó que el Código Penal dice que la prueba debe ser lícita, y en ese sentido semejante acusación tiene serias repercusiones.

“Esto tendrá repercusiones en el juicio y en cuanto a la función de la institución policial. La Policía es quien tiene la responsabilidad de esclarecer la denuncia, ir a fondo, pues el denunciante habla de tener hasta grabaciones. Lo único que no queremos es que nos quede el mal sabor del caso de Tola”, dijo el abogado.

Agregó que ésta es una situación muy sensible, ya que es un tema de garantía de pruebas, captura del presunto delincuente y el combate del delito. “La Policía es la que tendrá la última palabra en ese sentido. En caso que la denuncia fuese cierta, estamos frente a un caso grave, pues se está combatiendo el delito por medio de otro delito”, dijo Carrión.

Administración más positiva
Sin embargo, en el balance anual que realiza el Cenidh, la institución policial ha logrado muchos aspectos positivos. Entre éstos, el esfuerzo realizado por la primera comisionada, Aminta Granera, quien ha mostrado firmeza a la hora de combatir actos de corrupción dentro de la Policía.

Carrión señaló que desde la fundación del Cenidh, la Policía es la institución del Estado más denunciada, pero también es la que más contacto directo tiene con la población.

“La comisionada Granera nos compartía que en diez meses la Policía realizó 800 mil acciones, y por eso siempre existe el riesgo del abuso. El mayor número de denuncias que recibe este organismo están en el contexto de detenciones, allanamientos y del servicio en las mismas unidades, donde las mayoría de las veces mencionan el abuso de la fuerza” relató el asesor legal del Cenidh.

Sin embargo, señaló Carrión, en la jefatura actual hay más señales positivas del actuar policial. Hay menos tolerancia con los agentes abusadores”, concluyó.