Edith Pineda
  •  |
  •  |
  • END

El secretario general de la Asociación de Educadores de Nicaragua, Anden, José Antonio Zepeda, salió en defensa de la criticada Nueva Estrategia Educativa, que tiene entre sus metas iniciar la “batalla por el sexto grado” el año próximo, con el fin de garantizar la primaria completa en aquellas escuelas rurales donde la oferta se limita al tercero o cuarto grado actualmente.

Según Zepeda, los señalamientos de nula viabilidad, por la falta de incremento en inversión pública para educación, que expertos en la materia han hecho respecto a las proyecciones de la estrategia, se derivan de la negativa del gobierno a fomentar estudios que no incidan en la realidad y que sólo sirvan para generar ingresos a quienes los ejecutan. “El gobierno ya conoce la realidad y optó por enfrentarla”, argumentó.

“Está bien soñar para adelante, pero tengo que ver qué tengo en la realidad y qué puedo comenzar a hacer para transformar este sistema educativo”, dijo Zepeda, durante su comparencia en el oficialista Canal 4, la mañana de ayer.

El sindicalista enfatizó que la decisión de trabajar para que todas las escuelas del país ofrezcan la primaria completa, es muestra de las políticas de gobierno enfocadas en “rescatar y en restituir el derecho a la educación pública gratuita y con calidad”.

“No hay para qué ir a consultar o investigar algo que la persona requiere, como es tener mejores niveles de conocimiento para que la economía se desarrolle”, declaró Zepeda, calificando de “hipócritas” a quienes considera que le están “declarando la guerra” a la Nueva Estrategia Educativa que sustituyó el Plan Decenal de Educación 2011–2021, promovido por el ex ministro de Educación, Miguel De Castilla, al cual prácticamente valoró como un instrumento para hacer de la educación un negocio.

“Se les cayó su plan y no hallan cómo justificar los recursos que les habían dado como asesores”, agregó.

¿Mejorar la enseñanza sin invertir?

Sobre la viabilidad del proyecto, dijo que la lucha por el sexto grado no requerirá mayor inversión en aulas, porque según él, aquellas que ofrecen hasta el tercero o cuarto grados por la mañana, podrían impartir el quinto y el sexto por la tarde, en modalidad sabatina o dominical.

Agregó que, de esa manera, la misma infraestructura puede servir para cubrir el nuevo nivel académico, mientras se consiguen los recursos para construir nuevas aulas, porque se trata de “potenciar” los recursos con que se cuenta.

Y sobre la garantía de los recursos humanos calificados para esa tarea, aseguró que desde hace meses se está implementando un programa de preparación de jóvenes con las herramientas y conocimientos suficientes para garantizar la calidad, que ha sido otro de los señalamientos que se le ha hecho a la puesta en marcha del desafío de la universalización de la primaria en nuestro país.