•   CORINTO, CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Cubiertos con mantillas rojas y acompañados por sus padres y su abuela, llegaron a su humilde vivienda ubicada frente a las bodegas de Nitrosa, en el barrio “Lucrecia Lindo”, de esta ciudad, los hermosos trillizos nacidos a las 8:15 de la noche en el Hospital Materno Infantil “Mauricio Abdalah”, de Chinandega.

Familiares de Pastora Maradiaga, madre del trío de recién nacidos, engalanaron la humilde vivienda con chimbombas de diversos colores, para recibir con alegría a los nuevos miembros de la familia, descendientes de músicos, entre los que figuran Gustavo Maradiaga, ex miembro del grupo Los Mokuanes, y de otro que trabaja para Tribu Lenca, uno de los conjuntos más famosos de Honduras.

Gustavo Maradiaga, de 84 años, muy emocionado, besó a sus nietos, quienes se han convertido en noticia, porque en la historia del Puerto de Corinto, sólo ellos y otras trillizas, que tienen 25 años, han nacido de esa forma.

“Estoy enfermo por la vejez, pero agradezco a Dios que me dio la oportunidad de conocer a mis muchachitos. Espero que crezcan saludables en nuestra familia, siempre unida”, manifestó don Gustavo.

Por su parte, Victoria Esmeralda Maradiaga Mojica relató que desde que conoció la noticia lloró de felicidad, porque Dios bendijo a su hermana con el nacimiento de los trillizos.

Apoyarán como puedan

Eduardo Maradiaga afirmó que su familia es muy unida, por lo que apoyarán a su hermana en la formación de los niños, los cuales, a pesar de la difícil situación económica, han traído mucha alegría.

“Me siento orgulloso de ser tío de los trillizos, es la primera vez en mi familia que ocurre esto. Ni en nuestros antepasados había sucedido, es una bendición de Dios. Velaremos por su salud y por su educación. Mi hermana esperaba gemelos, y nacieron tres, fue una sorpresa”, expresó.

Joel González Maradiaga, de 21 años, se mostró orgulloso por el nacimiento de sus tres hermanos, a quienes les inculcará el respeto a sus semejantes, la fe en Dios, y la dedicación al estudio y al trabajo.

El muchacho labora actualmente en la construcción de una bodega, y aseguró que así como ayuda a su mamá, lo hará con sus hermanitos para que salgan adelante.

Mientras tanto, José Adán Castillo, de oficio pescador, se mostró feliz por el nacimiento de sus tres hijos, y aseguró que trabajará como siempre para contribuir a su manutención.

Pastora Maradiaga reiteró que el nacimiento de sus trillizos es una bendición de Dios, porque ella esperaba gemelos, tal como le revelaron dos ultrasonidos, y el otro estaba “escondidito”.

Se mostró contenta de estar nuevamente en su vivienda, y con toda sinceridad dijo que tiene muchos ánimos por seguir adelante, y aunque la lucha es grande, asumirá el reto como madre responsable para criar a sus tres retoños, tal como lo ha hecho con sus otros tres hijos, el mayor de 21, otro varón de siete y una jovencita de 17 años.