•  |
  •  |

El precio de la canasta básica registra el mayor repunte del año, según el último informe del Gobierno. Subió C$ 217 netos entre junio y julio pasados, y ahora se vende en más de C$ 9,000 en un alza impulsada por los perecederos: cebolla, papa, chiltoma y tomate. “Se debe a la entrada del invierno”, explicaron comerciantes de los mercados capitalinos.

C$ 9,002.50 es el precio total que registraron los 53 productos de la canasta hasta el pasado 10 de agosto, según informa en su sitio web oficial el Instituto Nacional de Información de Desarrollo, Inide (www.inide.gob.ni).

El informe fue publicado ayer en cumplimiento del artículo ocho de la Ley 625, Ley de Salario Mínimo, que manda a esta entidad a calcular y a ajustar dichos precios en conjunto con el Ministerio de Salud, Minsa, y el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS.

En junio, según el Inide, la misma canasta se cotizaba en C$ 8,785.50, es decir, que en el último mes registró un alza del 2%, aunque al evaluar los siete informes de 2010, se verifica que el precio total de la canasta ha subido C$ 611 en lo que va de este año.

Seis productos mantuvieron su precio en el último mes, 17 bajaron y 30 de ellos registraron alzas, conforme el recuento realizado por EL NUEVO DIARIO.

Las lluvias
En el Mercado de Mayoreo, el comerciante Marcos Hernández confirmó ayer dichas alzas, y las justificó en el tradicional período lluvioso que encarece los perecederos.

“La cebolla, chiltoma y tomate se nos puso caro, porque los intermediarios así lo venden a nosotros”, refirió.

El tanque de gas licuado de 25 libras bajó, pero sólo 2.83%. Cada cilindro se vendía en C$ 235.42 en julio y ahora lo reporta el Inide en C$ 228.95. Cabe recordar que el Instituto Nicaragüense de Energía, INE, mantuvo este precio oficial entre el 18 de julio y 14 de agosto pasados.

El Inide aclara que estos datos corresponden a las estadísticas que reporta el Banco Central de Nicaragua, BCN, en su Índice de Precio al Consumidor (IPC), el cual se basa en el consumo promedio de una familia de seis miembros: dos adultos y cuatro infantes.