Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

LEÓN
Los empresarios turísticos de la cabecera departamental de León rechazaron y condenaron la actitud apresurada del edil Tránsito Genaro Téllez, de vender la Casa de Protocolo Municipal, ubicada en el balneario de Poneloya. Asimismo, exigen la revocación del Concejo para evitar la venta de la propiedad e iniciar la reconstrucción de la mencionada casa, cuyo valor económico excede los 300 mil dólares.

En medio de gritos, ofensas y contradicciones, concejales liberales denunciaron públicamente que antes de la aprobación de la venta, el edil Téllez ya había ordenado la demolición de la propiedad de tres pisos que abarcaba un área de un cuarto de manzana. El Concejo aprobó la venta del terreno en 50 mil dólares el pasado cinco de febrero del presente año.

“El pueblo de León será quien juzgue la mala actuación del alcalde (Téllez), creo que es ilegal, es ilícita la venta de la Casa de Protocolo Municipal en Poneloya; los concejales y el alcalde debieron haber meditado con mayor detenimiento lo que iban a hacer”, aseguró el concejal del PLC, Víctor Manuel Miranda, quien se opuso en todo momento a la venta de la propiedad, aduciendo que el terreno tiene un valor superior a los 300 mil dólares.


Atropello a la inteligencia
Agregó Miranda que el alcalde Tránsito Genaro Téllez quiere engañar a la población aduciendo que el terreno tiene un valor de 50 mil dólares. “Se está atropellando la inteligencia y los intereses de la ciudadanía. Es muy extraño que el señor alcalde tenga mucha prisa en vender la propiedad. Era mejor dejar la propuesta de venta a las nuevas autoridades edilicias. Esta situación se suma a la lista de señalamientos en contra de la administración del edil Téllez”, aseveró Víctor Manuel Miranda.

Pero la inconformidad por la venta de la propiedad en Poneloya no sólo mantiene divididos a los concejales liberales y sandinistas, sino también a los empresarios turísticos del Occidente del país, que reclaman a las autoridades mayor transparencia durante el desarrollo de las licitaciones públicas.

“Es preocupante que los responsables de administrar y preservar los bienes del gobierno local hayan demolido y vendido a precio de guate mojado la Casa de Protocolo Municipal en Poneloya, nos preocupa como empresarios turísticos que las autoridades municipales no sean propositivas, sino todo lo contrario, han destruido un patrimonio histórico que muy bien pudo rehabilitarse para prosperidad de los leoneses”, explicó Nidia Martínez de Gurdián, presidenta departamental de la Cámara Nicaragüense de Turismo, Cantur.