•  |
  •  |
  • END

La polémica legislativa provocada por una hipotética iniciativa que legalice el matrimonio entre personas del mismo sexo, llegó ayer al extremo de que el diputado liberal Carlos Gadea Avilés denunció públicamente la existencia de “una bancada de sodomitas”, y aunque no señaló con nombres quiénes la integran, sólo atinó a decir que son los mismos diputados que quitaron del Código Penal la figura delictiva de la sodomía.

El legislador, además, aclaró que “no soy homofóbico, porque dono sangre”. Gadea enfatizó, sin embargo, que se opone rotundamente a una ley que permita la unión matrimonial entre personas del mismo sexo, porque sus principios católicos le impiden respaldar ese tipo de prácticas.

Otros diputados también esgrimieron argumentos religiosos para oponerse a una posible ley que legalice ese tipo de matrimonios.

Diferentes opiniones

Carlos Salomón García Bonilla, segundo vicepresidente del Parlamento y miembro de la bancada de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN; Edgar Javier Vallejo Fernández, diputado conservador de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, y Salvador Talavera Alaniz, independiente, son tres de los legisladores que jamás votarían a favor de una ley de esa naturaleza.

Vallejo Fernández, por ejemplo, dijo respetar las preferencias sexuales de cualquier nicaragüense, pero jamás votaría por una ley que permita tal unión matrimonial.

La segunda secretaria del Poder Legislativo, y diputada por el Frente Sandinista, Alba Palacios Benavides, tampoco votaría por una ley como ésa, sin embargo, a diferencia de sus colegas, alegó que la sociedad nicaragüense no está preparada para una legislación de ese tipo, y considera que la mayoría de la ciudadanía rechazaría tal disposición debido, principalmente, a sus creencias religiosas.

En similares términos se refirió el presidente de la Comisión de Justicia y diputado por el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, José Bernard Pallais Arana, quien señaló que, aunque respeta los derechos humanos de todos los nicaragüenses sin ningún tipo de discriminación, el país no está listo ni a la altura de otras sociedades, para ese tipo de legislaciones.

Sería inconstitucional

El primer secretario y diputado por el PLC, Carlos Wilfredo Navarro Moreira, también se pronunció a favor de los derechos de los homosexuales y de las lesbianas, pero dijo que una iniciativa que legalice el matrimonio de estas personas sería inconstitucional, pues el artículo 72 de la Constitución Política establece claramente que el matrimonio es aquel que se da entre hombre y mujer.

La diputada por el Frente Sandinista, Martha Marina González, quien además es miembro de la Comisión de la Niñez, Juventud y Familia del Parlamento, tampoco votaría por una ley que autorice el matrimonio entre homosexuales y lesbianas.

Durante el sondeo realizado por EL NUEVO DIARIO, sólo las diputadas del PLC, María Dolores Alemán y Jamileth Bonilla votarían a favor de la ley.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Paz, Defensa, Gobernación y Derechos Humanos, y diputado por el PLC, Maximino Rodríguez Martínez, tampoco ve posibilidades de que una ley así prospere, considerando las creencias religiosas y morales de los legisladores.

Más aberraciones

Mientras tanto, el diputado Salvador Talavera dijo que se opondría a una ley de esta naturaleza “porque no se puede estar legislando por cada segmento de la población”. Además, a juicio de Talavera, permitir mediante ley, la unión entre personas del mismo sexo, deja abierta la posibilidad a “otro tipo de aberraciones”, entre ellas, que un futuro se establezca el matrimonio entre personas y animales.

“Mañana va a venir alguien a decir que quiere casarse con una gallina, un perro, un burro o un caballo, ¿y nosotros vamos a apoyar una ley de este tipo? Yo creo que no”, dijo Talavera, quien, sin embargo, se mostró a favor de los derechos humanos de los homosexuales y las lesbianas.

La diputada María Dolores Alemán fue más allá, pues calificó a algunos diputados de “profesar una doble moral”, aunque no quiso identificar nombres de los legisladores a los que se refería. Alemán se pronunció a favor de una ley que permita el matrimonio gay.