•  |
  •  |
  • END

Antonio Alemán Lacayo denunció ayer a la magistrada del FSLN, Alba Luz Ramos, primera vocal de ese poder del Estado, de abuso de poder, al ordenar la suspensión de una juramentación de testigos, abogados y notarios públicos que tenía programada ayer en horas de la mañana.

“Desconozco los motivos de la señora Ramos para suspender la juramentación, pero es un total abuso de poder, ni siquiera me notificó y afectó a 70 personas que vinieron pagando pasajes desde los departamentos, al decirles que no los iba a juramentar y que regresaran el 3 de septiembre”, expresó molesto el magistrado Alemán, hermano del ex presidente Arnoldo Alemán Lacayo.

“Semanas anteriores un ex magistrado juramentó a testigos y abogados, y a mí que estoy legalmente ejerciendo funciones me mandan a suspender el acto sin previo aviso”, reiteró Alemán.

Fue sin su permiso

Según nota de prensa de la CSJ, la magistrada Ramos suspendió la juramentación porque estaba convocada de manera ilegal, sin cumplir requisitos establecidos en la ley, ya que fue el mismo magistrado Alemán quien citó a las personas, y eso se hace a través de la Secretaría de la Corte, con previa calendarización aprobada por Corte Plena.

“Si algún magistrado va a realizar alguna incorporación, lo hace por delegación del presidente de la Corte. En este caso, fue de la oficina del doctor Alemán que se citó para hacer la incorporación, y él quería que el acta respectiva se redactara omitiendo la delegación de la Presidenta de la Corte, porque según él, no reconoce a Alba Luz Ramos como tal, lo cual es un problema muy personal de él y no un problema institucional”, aseguró la magistrada Ramos.

“El Consejo de Administración y Carrera Judicial me autorizó tomar promesa de ley desde marzo de 2010, y hoy venía a cumplir con mi trabajo, pero doña Alba Luz Ramos, primera vocal de este Tribunal, porque no es presidenta, ordenó al secretario general la suspensión de la juramentación, violando mi derecho laboral. Ella no es más magistrada que yo”, agregó Alemán.

Mientras tanto, en otra sala de la Corte Suprema de Justicia, la magistrada Ramos estaba reunida en pleno con conjueces y demás magistrados, donde aprobaron 71 sentencias, es decir, superaron la cifra pasada de 55 proyectos de sentencia.

En materia Constitucional se aprobaron 33 sentencias, en Penal 14, en Civil 21 y tres en Contencioso Administrativo. Según el magistrado Antonio Alemán, se andan jactando de sacar tantas sentencias, pero “los conjueces son tan descarados que andan firmando sentencias que ya habían sido trabajadas por nosotros, y todavía preguntan primero si ya están las seis firmas de los magistrados para firmarla”.