Matilde Córdoba
  •  |
  •  |
  • END

El Movimiento Feminista lanzó la campaña de respeto a las relaciones entre personas del mismo sexo, con el propósito de crear una “sociedad más inclusiva, respetuosa y justa”, aseguró ayer la activista Mirna Blandón, tras ser consultada sobre la polémica que generó la campaña en el Parlamento.

“No pensamos que tendría reacciones tan virulentas”, dijo Blandón refiriéndose a los comentarios de algunos legisladores, que invocaron la Biblia para mostrar su desacuerdo con las relaciones homosexuales.

“Nos llamó la atención la reacción de los representantes en la Asamblea. Son reacciones producto de la ignorancia. Se están rigiendo por sus creencias y no por la razón de ser de sus funciones”, expresó Blandón.

Al ser consultado por los periodistas sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, el diputado de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), Ramiro Silva, dijo que no votaría a favor porque “creo en Dios y la Biblia te dice: Maldito el hombre que le da de palo a otro hombre”. (La Biblia lo que realmente dice en Levíticos 20:13 “Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron…”).

El liberal Carlos Gadea Avilés calificó este tipo de uniones como “contranatura y anticristiana”. Mirna Blandón, sin embargo, hizo énfasis en que la campaña no busca la promoción del matrimonio entre homosexuales, sino que la sociedad reconozca “las diferentes identidades sexuales”.

“La democracia se mide por los derechos que pueden ejercer las minorías. Se les ha olvidado que la democracia fomenta la libertad, y una de las libertades es a la libre opción sexual”, expresó Blandón. Sólo las legisladoras liberales María Dolores Alemán y Jamileth Bonilla aseguraron que apoyarían un anteproyecto de ley para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo.