•  |
  •  |
  • END

En 200 millones de córdobas estima el ministro de Transporte e Infraestructura, Pablo Martínez, los daños a la infraestrucutra vial del país.

De acuerdo con el funcionario, del total de red vial del país --estimada en 18 mil kilómetros--, al menos 13,500 kilómetros están afectados de una forma u otra. “Hay carreteras que están bien, pero el puente está dañado y eso te obstaculiza la movilización”.

Este monto de daños es cortado, según Martínez, hasta el jueves 26 de agosto, y es lo que solicitarán a la Asamblea Nacional para enfrentar la emergencia. Agregó que con este dinero podrían hacer frente, incluso, a parte de los daños que se esperan para la segunda parte del invierno, cuyo peor impacto podría en septiembre y octubre.

Carreteras nuevas dañadas

Por otro lado, el ministro Martínez reconoció que las lluvias han afectado carreteras recién construidas, aun cuando para ello utilizaron normas de calidad altas como el caso de la carretera Guayacán-Jinotega. “Según me reportaron, está teniendo fallas de deslizamiento”.

Otra de las carreteras que está presentando fallas, según el ministro, es la de Somotillo-Cinco Pinos, construida con el financiamiento del gobierno de Estados Unidos y ejecutada por la Cuenta Reto del Milenio (CRM).

“No quiere decir que todo es falla por la construcción que hizo un gobierno, sino que es un fenómeno generalizado, y hay que dar respuesta”, indicó el funcionario, quien adelanta que “es un buen año para revisar las normas de construcción y ponerle algo adicional que nos ayude prever esto”.

Por otro lado, informó que en este mes, y en dependencia del desarrollo de las lluvias, “la carretera Matagalpa-Jinotega se termina a fin de mes para bien de todo Nicaragua. Con este invierno las carreteras están diciendo la verdad. Encontramos infiltraciones en esta carretera, pero se hacen los ajustes para repararla”.

Alcaldía pide exclusión de procedimientos

Por otro lado, la alcaldesa de Managua, Daysi Torres, solicitó al Concejo de Managua exclusión de procedimientos para la adquisición de maquinaria y hacer frente a los graves problemas del sistema de drenaje de la capital, así como una partida adicional de 20 millones de córdobas para reparación de calles en Managua.