•  |
  •  |
  • END

El problema de la seguridad social en Latinoamérica está estrechamente relacionado con el modelo de desarrollo de los países: sin crecimiento económico real, los sistemas de seguridad social seguirán inmersos en una profunda crisis, afirma Juan Jované, Catedrático de la Universidad de Panamá y ex director de la Caja del Seguro Social de Panamá.

Jované, de visita en Nicaragua para un encuentro de economistas, nos dijo que estos sistemas enfrentan una serie de problemas que tienen que ver con evasión, inversiones fallidas, excesiva carga la cual no es compartida por los estados, todos lo cual provoca la revisión constante de los problemas que se van presentando para las instituciones.

Sostiene que es tiempo de que el Estado asuma un papel más decisivo en cuando a los servicios de salud, que se prestan a los cotizantes del seguro y a la población en general, al tiempo que señala la necesidad de contar con sistemas eficientes de control de las inversiones de la seguridad social.

--¿Dónde fijaría los principales problemas?
--Mira, lo que pasa es que los Seguros Sociales latinoamericanos generalmente son tres seguros en uno. Y hasta cuatro en algunos casos porque generalmente tienen varias coberturas. Una invalidez, vejez y muerte que se llama el programa de pensiones, otro de enfermedad y maternidad y un tercero de riesgos profesionales. Algunos como el panameño tienen un cuarto que es el que trata de administrar esos otros tres programas.

Cada programa tiene su carácter específico. En el de pensiones del que mucho se habla, siempre se usan los mismos indicadores de que la población en algún momento va a empezar a envejecer y que de hecho va a haber menos cotizantes por cada uno de los pensionados, y eso mueve a la idea de que habrá primero un déficit actuarial y después un déficit de caja. Verlo de esa manera simplista pierde de vistas otras cosas.

La evasión
Uno de los problemas que hay en Panamá y que nosotros combatimos es el programa de la evasión. Es decir, cuánta gente es asalariada y cuánta está en el régimen y esa diferencia generalmente son personas que están siendo evadidas. La evasión es peor que la mora.

En Panamá hicimos una prueba y el resultado fue contundente. Calculamos 10 años y lo que significaba para el seguro social la evasión y llegamos a la conclusión de que los malos empresarios, que no son todos, habían evadido mil millones de dólares, y por tanto una parte del hueco llamado actuarial no era más que un problema de evasión.

Poner cárcel
La evasión se tiene que combatir, antes de pensar en reformas, hay que medir ese hueco y si ese hueco es grande hay que taparlo. Pese a que no se ha aplicado mucho, se aprobó la ley donde la evasión se convirtió en un delito Quien evadía al seguro social estaba expuesto a dos años de cárcel.

--¿Estas medidas coercitivas lograron que se bajara el nivel de evasión? En Nicaragua hay un delito parecido en el nuevo Código Penal que sanciona los fraudes con las cotizaciones
En Panamá quedó en manos de los fiscales anticorrupción y creo que no le dieron una buena interpretación y llamaban a las personas y si la persona hacía un arreglo de pago entonces hasta allí llegaban los fiscales y está bien, la idea es recuperar el dinero pero en la medida que nadie fue procesado, la ley quedó un poco sin efecto.

La clave aquí, porque eso dio resultados, es la inspección. Hace falta que los seguros sociales tengan inspectores no corruptos, y que realmente cumplan con su tarea.

Las pensiones no contributivas
Lo otro importante es a mi juicio no hacer recaer el costo de cosas que no le corresponden al seguro social. Recientemente en nuestros países se hablan de pensiones no contributivas. Realmente el que paga la cuota de seguridad es el trabajador porque el empresario contrata un trabajador teóricamente hasta que el salario es igual al producto marginal.

En el caso que se le impongan nuevas cargas al seguro social, éstas se convierten más que en una cuota en un impuesto. Si el Estado decide darles pensiones a personas que no contribuyeron y que puede ser sumamente justa, realmente el que la está pagando no es el conjunto de la sociedad sino que se le está cargando al trabajador asalariado.

Una pensión aunque sea por el simple hecho de ser ciudadanos, pero no han contribuido al Seguro, esa carga tiene que ir al conjunto de los que pagan impuestos, no sólo a un sector, que son los trabajadores asalariados.

--¿Cuál es el nivel de cobertura del seguro social en Panamá? En Nicaragua es bajísimo, de entre 22 y 24 por ciento.

El nivel de la cobertura del seguro en Panamá puede estar en 60-70 por ciento.

¿Cuál es la tasa de contribución? En Nicaragua es del 22.5 por ciento
En Panamá anda por el 17 por ciento, eso es con el conjunto de los tres programas.

Las previsionales
En el sistema de salud del INSS aquí hay empresas médicas previsionales, la que son privadas y se les entrega una cantidad por cada cotizante. ¿Esto es así en el caso de Panamá?
La Caja del Seguro Social (CSS) atiende a la población en sus propias instalaciones. Si pago una cantidad al año para que me atiendan a la gente las veces que vayan, la tendencia en ese caso de quien presta el servicio es dar la menor atención posible, es más rentable.

Creo que si los estados tienen la responsabilidad constitucional de atender la salud, los estados deben hacerlo con sus propias instituciones.

En Panamá la cartera de atención de salud es abierta, en Panamá es uno de los pocos países donde si la gente se enferma puede gastar hasta 22 mil dólares para atenderse en el exterior y eso es bueno. Hay algo que los seguros sociales tienen que pensar y es la enfermedad catastrófica como la insuficiencia renal crónica, el cáncer si se les deja solo a los seguros sociales, estos pasan problemas porque digamos esa medicina es muy costosa.

Lo que ha ocurrido en los países más avanzados es que han terminado entendiendo que la enfermedad catastrófica no puede ser una simple y llana responsabilidad de los seguros sociales porque los quiebra.

¿Por qué colapsan los sistemas de seguridad?
No neguemos que pudieron haber cálculos originales sobre la esperanza de vida que ha cambiado, pero también tiene mucho que ver el abuso de los gobierno con los fondos de la seguridad social
En Panamá hubo proyectos de vivienda donde desaparecieron los fondos y las viviendas. Se los robaron pues, y el Estado nunca respondió por esos fondos, se perdieron. Ni siquiera se pueden abrir causas porque son cosa juzgada.