•  |
  •  |
  • AFP

El parlamento de Nicaragua aprobó este martes una Ley de Presupuesto Nacional para el 2008 que se ajusta al acuerdo firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que entre otros aspectos establece restricciones al gasto público, informaron fuentes legislativas.

La ley fue aprobada con 64 votos de diputados sandinistas y liberales y el rechazo de diputados del disidente Movimiento de Renovación Sandinista (MRS) y de Alianza Liberal Nicaragüense (ALN).

El presidente de la Comisión Económica del Parlamento, el liberal Francisco Aguirre, aseguró que el presupuesto de gastos "tiene la bondad de que mantiene al país dentro del acuerdo con el FMI", sin cuyo aval ni donantes ni el capital extranjero invertirían en el país.

El prespuesto de gastos incluye partidas por poco más de 1.500 millones de dólares y prevé un déficit de 270 millones que debería ser financiado con donaciones y préstamos internacionales.

Aguirre explicó que la ley mantiene el nivel de reservas internacionales y contempla la creación de 70.000 puestos de trabajo y un incremento salarial del 12% para los empleados públicos.

Los diputados no aprobaron recursos del erario público para los gastos de la Presidencia, cuya sede es la misma que ocupa el partido de gobierno, Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

"Esta es una manera de decirle al presidente que mientras despache en la secretaría (del partido) no recibirá un solo fondo", explicó el legislador.

El diputado del MRS Víctor Hugo Tinoco criticó el contenido del presupuesto porque, "al margen de algunos alivios", es la continuidad de las políticas de los gobiernos liberales de los últimos 17 años, que antes eran cuestionados por el FSLN.

La jefa de la bancada de ALN, María Eugenia Sequeira, cuestionó el procedimiento de poner a debate de forma sorpresiva la ley del presupuesto, sin dar oportunidad a conocer un dictamen de minoría elaborado por el MRS.