•  |
  •  |
  • END

El número de nicaragüenses afectados por las lluvias subió a 7,000 este fin de semana. El dato equivale a un total de 1,375 familias. Managua y Granada son los departamentos donde la constancia de las precipitaciones registró el grueso del incremento de los índices de daños en las últimas 24 horas, de acuerdo con el reporte del Centro de Operaciones de Desastres, COD.

En 20 albergues que hasta ahora se han activado en todo el país, ya están siendo atendidas 1,414 personas, que corresponde a 352 familias.

El coronel Gilberto Narváez Moreno, segundo Jefe de Defensa Civil, informó que los perjuicios de las lluvias hasta ahora son anegaciones de viviendas, cortes de caminos, daños en vías de comunicación terrestre y vulnerabilidad de las viviendas por su cercanía a ríos, lagos y cerros, así como a cauces y a alcantarillas.

Hizo énfasis en que los pronósticos de más lluvias sobre el territorio están elevando gradualmente el número de personas que requieren asistencia. De sábado para domingo, por ejemplo, la cifra creció de 5,700 a 6,851 personas y está llegando a 7,000.

Managua y sus daños
En el municipio de Tipitapa sigue creciendo el número de evacuados, las últimas lluvias motivaron el traslado de 21 familias de los barrios Miralú y La Mocuana, las cuales fueron albergadas en la Escuelita “Angelita Morales” y en El Farolito, de la Alcaldía. Esos se suman a las comunidades de Olama, El Brasil, Empanada, El Tule, Las Lajas, Santa Bárbara, Copranic y “Alfredo Siles”.

La situación en la comunidad rural de Managua, Cedro Galán, registra a 73 familias en zona de afectación, de las cuales 17 viviendas --dijo el coronel Narváez-- corren alto riesgo por estar ubicadas a orillas del cauce.

Ese tipo de situaciones son las que, de acuerdo con la fuente, demandan mucha cautela por parte de la población, e hizo énfasis en que la mayoría de las 34 muertes asociadas a los estragos de las lluvias en el país, tienen como denominador común la imprudencia. Instó a no exponerse a las corrientes de ríos ni de alcantarillas, ya sea a pie, en vehículo o en bestia.

En el departamento de Managua hay un total de 277 familias afectadas, de las cuales 149 han sido evacuadas y distribuidas en cinco centros de albergue.

El saldo que han dejado las lluvias en Granada sumaba hasta ayer 248 familias, de las cuales 41 están siendo asistidas en dos centros de albergue. El total de personas perjudicadas es de 1,186, y de ellas 136 están en albergues.

Alerta verde en Río San Juan
Más de 30 familias han sido afectadas por la crecida de los ríos y del lago Cocibolca. La Comisión de Prevención, Mitigación y Atención a Desastres Naturales del departamento de Río San Juan, realizó las primeras evacuaciones, y según su presidente, Antonio Sequeira, se mantienen en alerta verde.

Pese a que las mañanas son soleadas en esta zona de Trópico Húmedo, por las tardes la lluvia es persistente, y los mayores afectados son los habitantes de las viviendas aledañas al lago en Punta Alemán, La Cucaracha, Río Frío, la parte baja de la ciudad de San Carlos, así como la vecindad de Los Chiles, por el desborde de la quebrada La Palmera. También provocaron inundaciones los ríos Tule y Oyate, sobre la carretera Acoyapa-San Carlos.

Sequeira explicó que han activado los planes de evacuación, ubicando a la gente en viviendas de familiares de la parte alta. No obstante, aclaró que cuentan con centros de refugio en las iglesias católicas y evangélicas, y en las escuelas, en caso de producirse mayores estragos.

En el municipio de San Carlos, preside la comisión el alcalde Johnny Gutiérrez, quien cuenta con el parque vehicular terrestre y acuático del Estado para responder a cualquier emergencia.

Pérdidas de cultivos en Estelí
Además de los daños en viviendas y carreteras, en Estelí las lluvias están dejando pérdidas en los cultivos y encarecimiento de los productos.

En la zona de Miraflor, los pobladores se declararon “desesperados” porque al menos a 30 comarcas de este sector productivo sólo pueden entrar vehículos altos y de doble tracción, lo que está provocando alza en los precios.

Una libra de cuajada, que hasta hace un mes costaba 15 córdobas, ahora se vende hasta por 22 córdobas.

El dirigente comunitario Germán Ramírez, miembro de la iniciativa Foro de Miraflor, demandó al Ministerio de Transporte que inicie los trabajos de reparación la segunda semana de septiembre.

La mayoría de los caminos de los seis municipios que conforman este departamento se encuentran dañados, y los más intransitables son los de Condega y San Juan de Limay.

Pobladores de las comarcas El Jícaro, El Dorado y La Virgen, se encuentran molestos porque en esos lugares hay al menos 12 kilómetros en pésimo estado y no fueron incluidos como prioridad, y en esa zona se producen hortalizas, granos básicos, lácteos y tubérculos.

La cantidad de caminos priorizados por el MTI no suman los 60 kilómetros y en el departamento hay más de 300 kilómetros dañados.

Otra afectación de las lluvias en Estelí el fin de semana se dio en el sector conocido como la cuesta Kukamonga, donde una enorme roca de más de dos toneladas de peso, afectó la circulación de vehículos por algunas horas, en el tramo de carretera que une las ciudades de Condega y Estelí.

El teniente Omar Cruz, jefe de turno de los bomberos profesionales, informó de un recorrido donde lograron identificar a unas 150 familias ubicadas en zonas propensas a inundaciones y a deslizamientos de tierra.

Informó de 35 viviendas que sufrieron anegación, en los barrios “Arlen Siu”, Dios Proveerá, “Gerardo Brock”, El Rosario, Panamá Soberano, “Filemón Rivera”, “Boris Vega”, Belén, El Jazmín y San Miguel.

Pobladores de la comunidad Paso Hondo, en Pueblo Nuevo, donde resultaron afectadas al menos diez familias, se quejaron por la falta de apoyo por parte de la alcaldía de esa localidad, así como de funcionarios de instituciones del gobierno central.

Nueva Segovia: reparaciones tomarán 15 días
En Nueva Segovia, a los daños se suma el colapso de una alcantarilla en Orosí, que no permite el paso fluido del transporte hacia los municipios de Jalapa, Murra, Jícaro, Quilalí y Wiwilí, porque en paso alterno se forman pegaderos.

Las autoridades informaron que continúan trabajando en la restauración de la infraestructura para normalizar el tránsito dentro de unos 15 días.

Ineter pronostica más lluvias
El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), reportó que las lluvias se mantendrán debido a la zona de convergencia intertropical sobre la costa del Pacífico y Sur de Nicaragua, y el eje de vaguada desplazado sobre el Caribe. Este sistema es propio de la temporada lluviosa y genera lluvias con tormentas eléctricas de ligeras a moderadas.

Por las mañanas se observa un poco de sol con un ambiente caluroso, pero a finales de la tarde y noche se presentan lluvias con tormentas eléctricas de ligeras a moderadas. El viento es calmo, en ocasiones variable de 7 a 12 kilómetros por hora, reportó la pronosticadora de turno Rafaela Ñurinda.

Los últimos datos proporcionados por el Ineter indican que los mayores acumulados presentados la noche del sábado hasta las siete de la mañana del domingo, se registraron en la Estación del Aeropuerto “Augusto C. Sandino”, con 67.5 milímetros, en San Isidro se reportó 50.7, en Corinto 34.3, en Rivas 46.7, en Nandaime 26.6, en Ocotal 20.1, en San Carlos 16.5, mientras que en el resto del país fue menor de diez milímetros

(Colaboración de Tatiana Rothschuh, Máximo Rugama, Leoncio Vanegas y Sylvia Hernández)