•  |
  •  |
  • END

Cerca de cien habitantes del barrio San Judas, ubicado al suroeste de Managua, denunciaron que la contaminación del agua potable que consumieron los tiene enfermos. Los más afectados son los menores de diez años.

Rebeca Jarquín aseguró a EL NUEVO DIARIO que sus hijas Paola y Samantha Jarquín, de tres años y medio y uno y medio, tienen casi una semana con vómito y diarrea.

“A pesar de que compramos agua purificada, las niñas siguen enfermas, porque para los demás quehaceres de la casa utilizamos el agua, y supongo que la bacteria o lo que sea que está en el agua potable nos tiene a todos enfermos”, dijo Rebeca Jarquín.

Al igual que la familia Jarquín, en el sector que sita de donde fue la oficina de Telcor una cuadra y media al oeste, aseguraron que temen por la vida de la niña Alejandra Medina.

“La niña está en la Unidad de Cuidados Intensivos, del Hospital ‘Fernando Vélez Paiz’, ya tiene dos días interna, porque todos estamos con malestares estomacales, y, pues, usted sabe que los niños son más vulnerables”, dijo Juan Carlos Moncada.

Minsa y Enacal nada de nada…

A pesar de que llevan varios días con el problema del agua que sale con trazas extrañas, hedor y oscura, un funcionario de Enacal, Vicente González, quien llegó desde el jueves, hasta ayer no habían resuelto nada.

“Vino un señor de Calidad y Control de agua de Enacal, se llevó una muestra, y es todo lo que hicieron, llamamos para reportar, y ahora ya ni nos atienden las llamadas. Esa es una grosería, están jugando con la salud de todos los que viven en el sector”, reaccionó indignado Aldo Contreras, que tiene a su hijo Sai interno en el Hospital de Gobernación.

Como la mayoría fueron de emergencia al Centro de Salud de San Judas, ese problema lo reportaron al Ministerio de Salud, y en la evaluación determinaron que el agua contaminada es la que estaba provocando los vómitos, diarrea y calenturas, por infección intestinal.

Esperan que las autoridades vean el caso, ya que además del problema del agua, a media cuadra está un botadero de basura que también los tiene enfermos y esperan que la Alcaldía de Managua lo reubique.