•  |
  •  |
  • END

El ministro de Transporte e Infraestructura, Pablo Martínez, pidió a la Asamblea Nacional una partida de 208 millones de córdobas para enfrentar la emergencia en la red vial nacional, la cual se encuentra afectada por las intensas lluvias.

“Lo que tratamos es de garantizar la transitabilidad de la población en los municipios afectados”, afirmó el funcionario después de una reunión con diputados de la Comisión de Transporte e Infraestructura de la Asamblea Nacional.

“Son cuatro meses de lluvias que han rebasado las normas históricas de precipitación, incluso en algunos lugares se ha cuadriplicado”, apuntó.

Destacó que una de las prioridades en esta emergencia es la de rehabilitar los caminos productivos, y garantizar, principalmente, la salida de la cosecha cafetalera, “que se espera que este año sea récord”.

Actualmente la red vial nacional está compuesta por casi 18 mil kilómetros de carreteras y caminos, los cuales de una u otra forma muestran daños, informó el ministro.

Por su parte, los diputados que conforman la Comisión de Transporte e Infraestructura están dispuestos a aprobar una reforma presupuestaria que garantice los 208 millones de córdobas que pide el MTI, afirmó su presidente, Eliseo Núñez.

Cuentas no salen

Por otro lado, el ministro Pablo Martínez informó que esta semana inicia la construcción de la nueva Carretera Ruta Turística del Sur, conocida en la Administración anterior como “La Costanera”.

El proyecto para este año contempla construir cinco kilómetros de carretera desde San Juan del Sur hasta El Ostional, en Rivas.

No obstante, en el informe de ejecución del presupuesto, cortado a junio de este año, se informa que “la pavimentación de la Carretera Ruta Turística del Sur” lleva un nivel de ejecución de 75%.

El ministro respondió que eso se refiere a la ejecución del diseño y no a la construcción, aun cuando el informe indica que se trata de la pavimentación.

Para esta obra se destinaron dos millones de córdobas, según el Presupuesto de la República.

Otra de las inconsistencias es la referida a la carretera Guayacán-Jinotega, la cual, según el ministro, ya fue terminada, pero en el informe de ejecución del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, aparece con ejecución cero.

El ministro justificó sobre esto que “estábamos a la espera de que la Unión Europea nos hiciera una donación para el proyecto”.

La partida no llegó, y el Ejecutivo decidió seguir la obra con fondos propios. “Vos dejás una partida por si acaso la donación se da. La carretera se terminó y lo que no se obtuvo fue la donación, por eso es que el monto que tenía es mínimo”.

Pero ese “monto mínimo” presupuestado era de 43 millones de córdobas.