Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

Seis años podría pasar en la cárcel Concepción Lanzas Suárez, encontrada culpable de haber estafado a 20 personas a quienes les ofreció una vivienda de las llamadas “Petrocasas”.

La petición que Lanzas descuente 2 mil 191 días en prisión fue hecha por la fiscal auxiliar Martha Landero, al conocerse el fallo de culpabilidad contra la mujer que estafó a varios habitantes del barrio Laureles Norte.

Luego de conocido el fallo de culpabilidad, la acusada de estafa agravada fue capturada de nuevo a solicitud de la representante del Ministerio Público, quien pidió al juez Edgard Altamirano imponer la prisión preventiva a Lanzas, que enfrentó el juicio en libertad.

Este caso se conoce como “Las Petrocasas”, porque las viviendas ofrecidas a los estafados supuestamente serían construidas con fondos del crédito petrolero que Venezuela le otorga a Nicaragua y que es utilizado de manera discrecional por el gobierno.

En la acusación sólo aparecen 20 víctimas, pero el total de estafados asciende al menos a 80 personas, como quedó demostrado en la primera audiencia de juicio, donde varias personas no pudieron declarar como testigos de cargo, por no aparecer como tales en la acusación.

La acusación de la Fiscalía, que dio pie al juicio que concluyó con el fallo de culpabilidad, refiere que Lanzas engañó a varias personas, pidiéndoles dinero en cantidades que oscilan entre 700 y un mil dólares, para ser beneficiados con las referidas viviendas.

La representante del Ministerio Público señaló que Lanzas se aprovechó de la necesidad de sus víctimas para hacerles creer que mediante el pago del dinero que ella les cobraba, podrían obtener una casa.

En el juicio salieron “bailando” la disputada Élida Galeano, Presidenta de la Asociación Resistencia Nicaragüense, Arnic, y miembro de la bancada orteguista en la Asamblea Nacional, y la primera dama, Rosario Murillo.

Esto porque, presuntamente, Lanzas le dijo a los estafados que actuaba en representación de la diputada Galeano, quien a su vez tenía el aval de la Primera Dama.

El abogado defensor, Leonardo Ruiz, alegó que en el juicio no se aportaron ni testigos ni pruebas documentales que incriminaran a su representada, subrayando que los testigos aportados por la Fiscalía llegaron en calidad de víctimas.