•   SAN JOSÉ, COSTA RICA  |
  •  |
  •  |

La Yuma superó con estilo propio su primer round en el tinglado cinematográfico costarricense y ahora espera llenar butacas con aquellos que deseen conocer una de las facetas de Nicaragua.

La exitosa película filmada con una sola cámara en Managua se presentó ayer con buen suceso en Cine Magaly, de San José, ante críticos de cine, funcionarios públicos, patrocinadores, prensa e invitados especiales; como un preámbulo a su exposición comercial en cuatro salas de cine capitalinas a partir de mañana.

Después de superar la intriga, reírse a carcajadas o descifrar parte de la jerga usada por los que participaron en La Yuma, los presentes aceptaron con buena crítica el trabajo dirigido por la cineasta Florence Jaugey.

La película aborda el sueño una joven que vive en una barriada pobre y polvorienta. Ella es Yuma y practica boxeo como una manera de subsistir, pese a las críticas de su madre y amigos. Primero lo hace en un gimnasio de la Alcaldía de Managua y luego en un circo, donde se gana la vida juntos a dos hermanos menores.

"Grata sorpresa"
Para el crítico de cine, Mario Giacomelli, fue “una sorpresa muy grata” haber visto una película nicaragüense “técnicamente muy bien hecha” y  “muy bien realizada”, que no teme ser comparada con otras producciones de otras latitudes.

Giacomelli, muy famoso en Costa Rica por sus críticas de cine en televisión, siente esta película muy auténtica, genuina, lo cual demuestra que quienes la realizaron conocen muy bien del ambiente del que están hablando. “Lo retraen de una forma muy sincera, muy cálida, a veces muy crítica porque muestra algunos aspectos muy degenerados de la sociedad y los muestra con valor, no solamente la pobreza y los ambientes (...) el problema del abuso sexual no lo tratan a profundidad pero hay está”, comentó el crítico de cine, al tiempo que consideró que en Nicaragua muchas mujeres deben identificarse con el personaje principal, una joven que sueña sin importar que no crean en ella.

Aunque ha pasado una primera prueba, la Yuma luchará desde mañana en buscar como atraer público a los cuatro cines donde se presentará comercialmente.

María Esther López y Josué Nicoya, quienes actúan en la película, harán un periplo por medios de comunicación para invitar a sus compatriotas y a costarricenses. “La película es una verdad muy cruel en algunos estratos sociales de Nicaragua y Latinoamérica misma, lo importante es que el mensaje de denuncia cale en el sentimiento de los espectadores”, comentó López.

La Yuma llegó a Costa Rica por Distribuidora Romaly, pero también cuenta con apoyo de varias ONG como Cinergia y la embajada de Nicaragua.