•  |
  •  |
  • END

El número de muertes relacionadas con los efectos de la temporada lluviosa pasó de 38 a 40. Las últimos dos fallecidos se reportan uno en Managua y el otro en La Dalia, Matagalpa.

Las autoridades no han logrado identificar a las víctimas, pero ya el cuerpo del fallecido en la capital fue recuperado la mañana de ayer en las costas del Lago de Managua, en la comarca Los Chagüites.

El hombre vestía pantalón negro, una camisa oscura, estaba sin zapatos y sin calcetines, y su cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición. Según datos de miembros de la Dirección General de Bomberos, el hombre tenía más de 72 horas de fallecido. El cuerpo no presentaba ninguna característica que ayudara en su identificación, y sólo calcularon su edad entre 35 y 38 años.

Más de 10 mil afectados
Las condiciones adversas en diferentes comunidades del país se mantienen, y ya son 1,828 las personas que tuvieron que dejar sus casas e ir a centros de albergue para ponerse a salvo de las inundaciones. La última cifra de afectados a consecuencia de las lluvias es de 10,200, de acuerdo con Defensa Civil.

Según el general Mario Perezcassar, jefe de la Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, la demanda de atención que se está generando en el país a consecuencia de la persistencia de las lluvias es cambiante.

Ayer, por ejemplo, la lluvia que por 40 minutos cayó sobre la capital demandó la activación de dos albergues más, uno en Los Brasiles y otro en Tipitapa. De modo que nuevamente hay 20 centros de refugio en todo el territorio nacional.

Lo más crítico en Managua
El general Perezcassar apuntó que Managua sigue en la línea roja de afectaciones, pues el grueso de evacuados está en este departamento, ya que el nivel del agua del lago Xolotlán continúa subiendo. El último monitoreo advierte 3 metros por arriba de su nivel normal.

Los barrios capitalinos Manchester, Cristo del Rosario, “Hugo Chávez”, Bajos de Acahualinca, “William Galeano”, “Laureano Mairena”, Bloque K, Memorial Sandino, Quinta Nina, “Domitila Lugo” y Santa Clara fueron los puntos donde mayores daños provocó la lluvia de la noche del martes.

En la capital se concentran 12 de los 20 centros de albergue que atienden a 1,331 personas. En Granada hay dos, en Chontales uno, en Matagalpa cuatro y en Jinotega uno.

En el caso de Los Tepalón, líderes de la zona informaron sobre una nueva crecida del río que dejó inundadas casas de Tepalón 2.

El Ministerio de Salud de esa zona anunció que el viernes atenderá de 8 de la mañana a las 4 de la tarde a las personas que continúen en los dos refugios.

El jefe de Defensa Civil mencionó que entre las dificultades de los cuerpos de socorro está la negativa de la gente a dejar sus viviendas. Unos, dijo, incluso llegaron hasta expresar que sólo se trasladaban al refugio si se les aseguraba casa en otro sitio.

Agregó que la misma situación de crecida del nivel del lago está haciendo recapacitar a quienes habitan allí, y muchos ya están aceptando el auxilio temporal donde, reiteró tienen garantizado víveres, atención médica, condiciones salubres y hasta actividades lúdicas para los menores, coordinadas por los ministerios de Educación y de la Familia.

Sin embargo, varias personas que se encuentran en el albergue en Acahualinca, señalaron que aunque los alimentos no les han faltado, no cuentan con agua potable ni con frazadas, además, señalan que les tienen prohibido salir del refugio para ir a ver la situación de sus hogares.

“Pedimos frazadas para los niños, no nos ha faltado la comida, pero el agua se va todo el día, los inodoros permanecen taqueados, y cuando llueve se mete el agua en algunas secciones”, afirmó Elsa Hernández una de las afectadas.

Matagalpa: lluvias dañan calles
Las lluvias que siguen cayendo en Matagalpa están afectando el estado de las calles. Los principales problemas están relacionados con la acumulación de materiales, lodo y agua en las vías.

Uno de estos barrios es el “Rodolfo López”, donde la calle principal quedó llena de material y lodo debido a que las cunetas y tragantes quedaron atascados.

Torbellino arrasa techos en Jalapa
En Nueva Segovia, un fuerte torbellino arrebató los techos de zinc de cuatro viviendas en la comarca La Mía, a 10 kilómetros al oeste de Jalapa, y dejó en la total intemperie a sus humildes moradores, después de su paso a las 3 de la tarde del martes último.

Cada vez que se acercan las cortinas de lluvias en el horizonte del valle de Jalapa, son comunes los fuertes vientos que no pasan de arrancar hojas de los árboles, pero esta vez, en la pacífica comunidad, además del ventarrón, un fuerte remolino levantó las láminas de zinc como si fueran hojas de papel.

Una comisión de gobierno local, encabezada por la vicealcaldesa, Mirna Ríos Bellorín, evaluó los daños y prometió ayudar a restablecer las viviendas.

Transporte lento en Nueva Segovia
El transporte colectivo, de carga y particular, seguirá por muchos días sorteando los obstáculos dejados por las lluvias en las diferentes carreteras de Nueva Segovia y Madriz.

En Telpaneca, la batería de alcantarillas que sostienen la rampa de concreto está obstruida de basura, porque el caudal salta por encima, impidiendo el desplazamiento vehicular y peatonal.

Los viajeros deben trasladarse de un lado a otro a bordo de botes. Los daños, además de retrasar el tránsito, están encareciendo los productos de primera necesidad en el municipio de San Juan de Río Coco.

Algunos transportistas están tomando la ruta por Ocotal para llegar a esta zona cafetalera, pero también deben lidiar con el corte de Orosí, de la carretera hacia Jalapa, causado por las fuertes lluvias de la semana pasada.

Suelos saturados
Según un monitoreo que realiza la Cooperación Técnica Alemana para el Desarrollo (GTZ), los sitios en que se tiene mayor vigilancia por la saturación de los suelos son: Posoltega, El Tuma-La Dalia, Cua-Bocay, Santa Rosa del Peñón y Pantasma, entre otros.

(Con la colaboración de Ingrid Duarte, Francisco Mendoza y Leoncio Vanegas)