•   LEÓN  |
  •  |
  •  |
  • END

Sujetos aún no identificados por las autoridades policiales penetraron al Santuario de Nuestra Señora de los Remedios, en el municipio de Quezalguaque, y sustrajeron una pequeña corona de bronce bañada en oro, y un resplandor de oro que formaba parte de la indumentaria orfebre de la imagen del Niño Jesús.

Norvin Quezada Zapata, sacristán del templo, acudió inmediatamente ante el párroco José Escoto Espinales, al observar este miércoles en horas de la mañana --mientras limpiaba y arreglaba el nicho del Altar Mayor, en donde se encuentra la venerada imagen-- que hacía falta la corona de la patrona de los quezalguaqueños.

Según el sacerdote Escoto, los sacrílegos llegaron hasta el Altar Mayor del templo y sustrajeron no sólo la corona de bronce bañada en oro, sino también el resplandor de la imagen del Niño Jesús, reliquias antiguas valoradas en más de diez mil córdobas.

Vigilancia de fieles

“Ante tal situación hemos tomado medidas de precaución, nos mantenemos alerta y en vigilancia, no estamos permitiendo que ninguna persona se acerque al templo por recomendaciones de la misma Policía, sospechamos que la persona que hizo este hurto actuó con la intención de dañar la imagen de la Iglesia”, dijo el párroco Escoto Espinales.

El delito contra el patrimonio de la Iglesia en Quezalguaque fue calificado como hurto por el capitán Luis Humberto Guadamuz, jefe de la Policía local, quien afirmó que en el inmueble las puertas y ventanas no presentaban indicios de forcejeo.

“Las investigaciones van a continuar hasta que esclarezcamos el hecho. Varios efectivos de la especialidad acudieron al templo para indagarse sobre los acontecimientos, pero creemos que el hecho se dio en lo interno de la iglesia. En las próximas horas tendremos esclarecido en hecho porque tenemos a dos sospechosos”, dijo el jefe policial.