•  |
  •  |
  • END

Los pobladores del Valle Gottel, de la comarca de Veracruz, Nindirí, denunciaron que el secretario político del Frente Sandinista, Juan Alberto Acuña Avilés, en cinco ocasiones ha tratado de desalojarlos de sus tierras, que les fueron asignadas en 2000 por este mismo dirigente político.

Según los afectados, todos simpatizantes y militantes del partido de gobierno, tienen más de 40 años de vivir en esas tierras que les heredaron sus padres.

El 18 de agosto se presentó de nuevo Acuña Avilés, en compañía del procurador regional de Masaya, Julio González, con la pretensión de desalojar a las 91 familias beneficiadas con la entrega de las tierras, cuyo título de propiedad esperan.

El procurador González, aprovechándose del puesto que desempeña, con prepotencia y lujo de soberbia, intimidó a todas las familias, diciéndoles que él era la máxima autoridad y que no necesitaba orden de ningún juez para desalojarlos, conminándolos a que abandonen las propiedades en 48 horas.

Como nadie acató la orden, el secretario político del FSLN se volvió a presentar, pero esta vez con la alcaldesa de Nindirí, Clarisa Vivas Castellón, con el procurador regional González y con una patrulla de la Policía, para que desalojaran, y cuando se les dijo que llamarían a este medio de comunicación, de inmediato salieron huyendo, dijo uno de los pobladores.

Carlos Padilla Meléndez, representante legal de los afectados, denunció que el miércoles primero de septiembre, a las cuatro de la tarde, se volvió a presentar Juan Acuña, exhibiendo una pistola por encima del pantalón, acompañado de un señor que supuestamente es de la Cancillería de la República, argumentando que andaba una orden de la Presidencia para hacer cumplir el desalojo, y que en las próximas 24 horas (jueves) iban a regresar.

Por otra parte, el representante legal de los afectados dijo que recibió amenazas de muerte por parte del secretario político del Frente Sandinista en Nindirí.