•  |
  •  |
  • END

La pretensión del Ejecutivo de tratar de realizar antes del tercer trimestre una reforma presupuestaria, basado en una “sobre recaudación”, y de intentar crear reservas en el Banco Central, que no están contenidas en la normativa existente al respecto, no sólo está violando las leyes, sino que además genera un ruido gratuito que podría llevar hasta una ruptura con el Fondo Monetario Internacional, considera el experto fiscal, doctor Julio Francisco Báez Cortés.

No existen reservas discrecionales
Consultado por EL NUEVO DIARIO, Báez Cortés dijo que el intento de crear reservas de uso discrecional fuera de la ley en el Banco Central, pulveriza la institucionalidad que con mucho empeño se ha venido desarrollando y consolidando en esa institución.

El experto agregó “que el Banco Central acaba de concluir un proceso de creación legislativa de su nueva Ley Orgánica, precisamente producto de los factores acordados con el Fondo Monetario, y menos de un mes después ese estatuto aparece vulnerado, porque “uno de los aspectos esenciales de esa ley es el aseguramiento de una autonomía sana del Banco Central, en lo que a política monetaria respecta, y dentro de eso, la seguridad y garantía de un manejo también sano de las reservas internacionales”.

Manos fuera de Presidencia
“Entonces, esa Ley 732, novísima, que ni siquiera ha cumplido un mes de haber sido publicada en el Diario Oficial La Gaceta, en sus números 148 y 149, del 5 y del 6 de agosto, establece en su artículo 50, que el garante para la guarda y administración de las reservas internacionales es el Consejo Directivo del Banco Central, por lo tanto no puede el Ejecutivo tocar lo que no le corresponde”, explica el jurista.

Señala también Báez que la Ley Orgánica del Banco Central, la 732, establece muy clara la posición de la entidad, la posición de su Consejo Directivo y de su Presidente, de tal manera que ese artículo 50, además de indicar categóricamente que la guarda y administración de las reservas internacionales le corresponden al Banco Central, en los términos y condiciones que estableció su Consejo Directivo, deja claro también cómo se componen las reservas internacionales.

“Hay seis factores que integran las reservas internacionales, dentro de las cuales no existe ninguna que sea una masa monetaria para garantías particulares y esto violenta absolutamente el concepto de reservas, de qué se nutren las reservas, por lo tanto, en ningún momento se pueden establecer reservas de uso local”, destaca el experto tributario.

No es un bolsón
Aseguró el doctor Báez que la misma Ley establece cuál es la finalidad y objetivos de las reservas en el Banco Central, y eso está reñido con lo que ahora se quiere hacer, al tiempo que apuntó que “la reserva no es un bolsón que garantiza gastos presupuestarios. Sería prostitución del concepto reservas del Banco Central”.

“Otro detalle es que la nueva Ley Orgánica quedó ya sellada, le puso una lápida en lo que a su manejo y administración respecta”, manifestó el especialista en Derecho Fiscal.

“Quisiera, además, agregar que en La Gaceta No. 45, del 6 de marzo de 2009, el propio Banco Central emitió una resolución CD-BCN-III-1-09, sobre política para la administración de las reservas internacionales, donde está definido por el Banco Central cómo se organiza esa administración”, sostiene el doctor Báez.

En esa resolución del Banco Central se establece que las reservas constituyen una de las grandes responsabilidades del Banco Central, que no puede ser vulnerada por una decisión exógena a esa institución, en este caso del Presidente de la República.

La resolución en ningún momento abre la posibilidad de que se eche mano a las reservas para garantizar bonos, dice Báez, y recuerda que la Ley Orgánica del Banco Central es hija de los acuerdos de Nicaragua con el Fondo Monetario Internacional, que se proyectó esta Ley desde hace muchos meses, después de un trabajo arduo por parte de la institución, y luego se convirtió en ley de la República, pero ahora se intenta vulnerar.

Intento de legislar antes de tiempo
Por otra parte, sobre el presupuesto, se afirma que como hay una sobre recaudación de 1,400 millones de córdobas, se va a realizar una reforma para distribuir y atender gastos varios.

Primero, dice el experto fiscal, que esa “sobre recaudación” ha sido muy cuestionada, porque ha sido de un presupuesto subvaluado, y recordó que la Ley 713 de presupuesto que nos rige este año, publicada en La Gaceta No. 240, del 18 de diciembre de 2009, dice que cuando se trata de reformas presupuestarias, ocasionadas por sobre recaudación tributaria, nunca se hace en septiembre, lo dice el artículo 10 de esta Ley, pues tiene que haber transcurrido el tercer trimestre.

“Ese proyecto de ley es precipitado, no tiene base, esta violentando el artículo 10, no puede pasar si no concluye el tercer trimestre”, explica el doctor Báez.