•   Bilwi/ RAAN  |
  •  |
  •  |
  • END

Una patrulla de la Fuerza Naval acantonada en Puerto Cabezas, repelió un ataque y capturó a tres colombianos que transportaban unos 360 kilos de cocaína a bordo de la panga “Antares”, impulsada por dos motores fuera de borda de 200 caballos de fuerza cada uno.

El jefe de la Fuerza Naval en la RAAN, capitán de corbeta José Castillo, informó que desde la noche del viernes envió unas patrullas a la zona de Sandy Bay (Mar Caribe), ya que tenía información sobre un transporte de droga que se realizaría en la zona.

Castillo dijo que a las 8:20 de la mañana de ayer, sábado, los efectivos de la Fuerza Naval interceptaron la embarcación Antares y sus tres tripulantes los recibieron a tiros, por lo que los uniformados respondieron el fuego resultando herido en el costado derecho el colombiano Arthur Williams Gordon, de 35 años, quien confesó ser originario de la Isla San Andrés.

También fueron capturados sus acompañantes Julio Emiro Hodgson Time, de 39 años, nativo de San Andrés, y su compatriota Edgardo Molina Bautista, de 38 años, oriundo de Granada, departamento de Meta, Colombia.

El capitán de corbeta Castillo explicó que los traficantes tiraron sus armas al mar, pero se les incautó 10 bultos y medio con paquetes de droga. Además, ocuparon una panga con dos motores fuera de borda; seis barriles de plástico para almacenar combustible; repuestos para motor, víveres y enseres personales.

Le caen a catrachos

La Fuerza Naval maneja como hipótesis sobre el arribo de los traficantes a la zona de Sandy Bay, que llegaron para reabastecerse de combustible y víveres o para entregar el cargamento de cocaína. La última variante toma fuerza porque en la zona del operativo la patrulla interceptó una panga tripulada por cinco hondureños que se dirigían hacia Sandy Bay.

Estos marineros catrachos fueron identificados como Benjamín Espinoza (37 años), José Luis Pascal (32 años), Rigoberto Gómez (33 años), Bernardo Figueroa (21 años) y Giovanni Taylor (29). Todos dieron versiones contradictorias sobre su viaje a Nicaragua, pero Castillo reiteró que existe la posibilidad de que sean las personas que recibirían la droga de los colombianos.

Aunque los tres colombianos capturados se negaron a hablar, tenían un documento de autorización de zarpe extendido por la marina colombiana extendido el martes 31 de agosto.

Los detenidos y el cargamento de cocaína fueron entregados por la Fuerza Naval a la policía de Bilwi, para la respectiva investigación y posterior proceso penal. Arthur Williams fue llevado al hospital regional de Bilwi, para brindarle asistencia médica.