•  |
  •  |
  • END

Los funcionarios de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, afirmaron que las fuertes lluvias de las últimas semanas son un verdadero problema para el sistema de drenaje de la capital, ya que estos son antiguos y viven atascados de basura y existen muchas conexiones ilegales que hacen los pobladores, que ocasiona que la problemática sea peor.

Según, Maritza Tellería, Divulgadora de Enacal, las lluvias del pasado viernes demostraron que muchos de los manjoles de la ciudad capital se encuentran tapeados y obstruidos lo que hacen que se rebalsen y provoquen mayor obstáculo en la vía.

Tellería aseguró que las cuadrillas de la Empresa Aguadora se encuentran inspeccionando en los puntos críticos, entre los que se encuentra la pista del Hospital “Roberto Calderón” o “Manolo Morales”, como el sector de Villa Libertad.

“Las cuadrillas después de que pasó la lluvia del viernes se fueron a inspeccionar y estamos trabajando para que quede solucionado”, especificó.

Igualmente, expresó que el día viernes trabajaron tres cuadrillas, con un aproximado de seis trabajadores cada una para verificar los puntos más afectados. “Estamos trabajando, anda un equipo especializado aparte de las cuadrillas, que está limpiando parte de los sistemas de las alcantarillas de Managua”, dijo.

Conexiones ilegales y basura son el problema

Por otra parte, adjudicó que la problemática con estos sistemas no es solo por su antigüedad, ya que ellos le brindan mantenimiento, sino porque existen muchas conexiones ilegales que provocan que los manjoles sobrepasen su capacidad, se rebalsen y sean un peligro inminente para los peatones y vehículos que circulan cerca de los mismos.

“Hemos hecho muchas inspecciones y hemos encontrado que hay muchas conexiones ilegales, lo cual ayuda a que esto se haga más grande, y sea un peligro en el momento de los torrenciales, pero siempre pasa, porque después de una hora, todo vuelve a la normalidad y ya no hay más derrame de las aguas que rebalsan los manjoles”, indicó.

De igual forma, precisó que otro de los factores que hacen que los manjoles de la capital sean verdaderos inconvenientes a la hora de las lluvias es que la población bota la basura en las calles haciendo que se atasquen.

“La gente tiene muy mala costumbre de botar la basura en las calles, esto es otro de los factores que ocasionan problemas con los manjoles, aunque nosotros hagamos lo posible por hacer el mantenimiento al sistema de alcantarillado y si la gente sigue haciendo lo mismo, este problema nunca se va a terminar”, concluyó Tellería.