•  |
  •  |
  • Corresponsal Costa Rica / END

El director de Migración y Extranjería de Costa Rica, Mario Zamora, reveló ayer a EL NUEVO DIARIO que en ese país operan redes de traficantes de inmigrantes cubanos financiadas desde Miami.

En Costa Rica existen 13 mil personas en condición de refugiados, seis mil son colombianos, unos dos mil cubanos y el resto de diferentes nacionalidades.

Los requisitos para optar a esta condición de refugiados están en la Convención de Refugio de 1951, creada para las personas que tengan temor fundado de que su vida corra peligro en su país de origen por asuntos políticos, étnicos o religiosos.

El pasado 27 de enero, los cuerpos de una pareja de cubanos apareció en un basurero ubicado en los alrededores de la cuesta Kukamonga, kilómetro 169 de la Carretera Norte de Nicaragua.

La Policía Nacional capturó a uno de los presuntos responsables de estas muertes, y logró determinar que esta pareja de cubanos partió de Costa Rica con el apoyo de traficantes ilegales de ese país.

No obstante, el director de Migración y Extranjería, Mario Zamora, calificó como una “casualidad” que los cubanos aparecidos muertos en Nicaragua hayan tenido condición de refugiados.

Costa Rica ha sido sumamente amplia en la recepción de cubanos, sin embargo, en condición de refugiados no superan los dos mil.

Redes financiadas desde Miami

“Paralelo, como autoridades migratorias reconocemos la existencia de redes financiadas de Miami, pero principalmente se da en los casos en que muchas de estas personas no ingresan con estatus de refugiados, sino de matrimonio por conveniencia; en este caso (Nicaragua, los dos cubanos muertos), fue casualidad que las personas se encontraban en condición de solicitud de refugio”, explicó Zamora.

El 80% de los cubanos que ingresan a Costa Rica es por matrimonios por poder o conveniencia.

“Tenemos detectados una red de 44 abogados cuya labor principal consiste en casar a cubanos que están en la Isla, con costarricenses que están aquí para solicitar el ingreso al país, una vez en el país, estás personas no se conocen entre sí, y las redes buscan cómo sacarlos a Estados Unidos. Los abogados cobran 10 mil dólares por ese matrimonio”, agregó.

Zamora aclaró que la figura del refugio no es tan explotada por los traficantes, pero sí la del matrimonio por poder, aunque el caso de Nicaragua tiene que ver con cubanos refugiados, es minoría, y la mayoría usa a Costa Rica para el tráfico de personas por los matrimonio por poder.

“En estos momentos no hemos recibido solicitudes de las autoridades de Nicaragua, sin embargo, lo reitero a través de su medio, que estamos en la mayor disposición de colaborar en lo que sea necesario, en un tema que azota el Istmo centroamericano, un flagelo delincuencial que está en todos los países del área”, sostuvo.