•   Corresponsal / Ciudad Sandino  |
  •  |
  •  |
  • END

Desde tempranas horas del sábado, la Alcaldía de Ciudad Sandino, encabezada por la alcaldesa Cecilia Altamirano, la Policía del Distrito I, Defensa Civil y Enacal, se trasladaron a la comarca Bella Vista, en las orillas del lago de Managua, donde más de 45 familias están en riesgo por la subida de las aguas.

El nivel del lago subió de tal manera que las humildes casas están cubiertas, sin embargo, los lugareños decidieron quedarse aun corriendo peligro sus vidas.

La alcaldesa Altamirano, en pláticas con los afectados, les explicó que había que evacuarlos de la zona, sin embargo, ellos mantuvieron su decisión de quedarse, a pesar de que los terrenos están anegados.

Dos familias evacuadas

Sólo dos familias aceptaron salir del lugar y fueron llevadas al colegio “Esther Galiardy”, que funciona como albergue. Tras la renuencia del resto, las autoridades decidieron llevar granos básicos, aceite, agua y víveres.

“La gente no quiere salir. Si la lluvia los sorprende por la noche, será una situación de peligro para ellos”, advirtió Altamirano
María Reyes, quien tiene su casa a escasos dos metros de las aguas, lamentó que la única solución que les dan es evacuar, pero no los reubican de forma permanente.

Se estableció que el colegio “Juan Bautista Arríen” sigue albergando 14 familias que hacen un total de 55 personas asiladas desde hace más de 15 días.