Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Aunque el caso de la pareja de cubanos encontrados en la cuesta Kukamonga ya fue esclarecido, la Policía Nacional trabaja todavía algunas hipótesis. Una de ellas, es que pudieron haber sido asesinados en otro departamento o país, y que fueron abandonados en el lugar del hallazgo de los cuerpos.

Mientras los resultados post mortem del Instituto de Medicina Legal (MIL) no hayan concluido, la versión del único detenido hasta ahora sobre la muerte de estos inmigrantes continuará en un segundo plano.

Otra de las hipótesis, es que los emigrantes ilegales que viajaban a bordo de un vehículo cerrado tipo furgón, en compartimientos tipo caletas, murieron asfixiados. Igual se trabaja en la posibilidad de que al ser trasladados por coyotes fueron asesinados por falta de pago o para robarles el dinero que portaban.

También no se descarta que los hechos hayan sido planificados por el crimen organizado, utilizando a los hoy occisos para una de sus actividades ilícitas y luego asesinarlos.

Según el Jefe de la División de Relaciones Públicas, comisionado mayor Alonso Sevilla, una última hipótesis es que el hecho fue planificado por coyotes y personas conocidas de los hoy occisos, es decir, personas nacionales o extranjeras (cubanos, colombianos, nicas y ticos) que los dejaron abandonados en el lugar, y luego fueron asaltados y asesinados por delincuentes comunes.

“Para la Policía Nacional, la investigación de este caso significó todo un trabajo de análisis constante, planificación operativa con direcciones de trabajo para verificar las diferentes hipótesis que desde el inicio del hallazgo en la escena del crimen se hicieron por detectives, investigadores y peritos”, dijo Sevilla.

Los resultados de todo el trabajo investigativo y de inteligencia policial han permitido hasta ahora conocer la identidad de los principales sospechosos, y, particularmente, identificaron al conductor del cabezal y furgón Léster Godínez, quien normalmente había estado transitando por nuestro país después de los sucesos donde perdieron la vida los ciudadanos de nacionalidad cubana Maikel García Enamorado, de 28 años, y Yureimi García Julia, de 25. El día de las muertes, el furgón salió de Nicaragua por el puesto de El Espino.

Sin embargo, este fin de semana Godínez entró al país de nuevo, por el puesto fronterizo de El Guasaule, como si no había pasado nada, pero la Policía Nacional lo estaba esperando, y logró su captura una vez que ingresó a nuestro país.

El presunto responsable de este caso, Léster Godínez, relató que antes de llegar a la cuesta Kukamonga frenó bruscamente porque unos animales se habían cruzado frente al vehículo. Luego, escucharon voces de auxilio en el interior de la rastra, por lo que se estacionaron y revisaron, y encontraron muertos a Jureimi García Julia, de 25 años y a Maikel García Enamorado, de 28, supuestamente porque la carga de fertilizantes y jalea los había asfixiado.

El caso fue puesto a la orden del Ministerio Público el pasado lunes en horas de la noche. Según la Policía, se está frente a un caso de tráfico ilegal de inmigrantes y homicidio.

Mientras tanto, la Policía mantiene un plan de búsqueda y captura en contra de Julio Ignacio Meza Vanegas, quien acompañaba a Godínez.