•  |
  •  |
  • END

Autoridades de la Fuerza Naval nicaragüense llevaron ayer al puerto de El Bluff la embarcación “Star Sea” (Estrella de Mar) capturada con 14 piratas colombianos y hondureños, que faenaban en aguas nicaragüenses y sustraían producto en las cercanías del meridiano 82.

El capitán de los piratas, José Vaena, en tono prepotente, dijo en todo que momento estaba pescando en aguas colombianas, y que es falso que se haya introducido en aguas nicaragüenses.

La embarcación, que desplegaba banderas de Colombia y Honduras, arribó ayer por la tarde al ancladero en la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAN), después de que las autoridades militares de la Fuerza Naval los detectaran en aguas, que de acuerdo con el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya del 13 de diciembre de 2007, son nicaragüenses.

La embarcación era tripulada por nueve hondureños y cinco colombianos. Los primeros responden a los nombres de Miguel Enrique Morales Castillo, de 27 años; Tomás Cristiano Diego, de 24; José Pablo Cerrato, de 21; Fausto Gabriel Rodríguez, de 25; Ángel Barberena, de 36; Daniel Sánchez Arróliga, de 50; Noé Méndez Hueso, de 30; y Carlos Hernández, de 36 años, todos hondureños.

Los colombianos son: José Vaena Pacheco, de 26 años; Cristóbal Cordero Berríos, de 36; Wilson Darío Telésforo; Nelson Molina y Manuel Vicente Álvarez.

El barco “Star Sea” había salido a faenar en alta mar el 8 de enero desde la Isla de San Andrés, y su capitán José Vaena mantuvo que se encontraban pescando a una milla del meridiano 82, y que por tanto se estaba cometiendo un atropello contra él y contra sus compañeros de pesca.

Sin embargo, nuestras autoridades aseguran que el barco fue capturado en los 14 grados 34 minutos latitud norte y 82 grados 05 minutos longitud oeste, es decir, en aguas jurisdiccionales de Nicaragua.

Estaba cargado de mariscos

Al momento de ser detenido en aguas nicaragüenses, al barco de 20.6 metros de eslora y con un motor de 350 caballos, se le encontró en sus bodegas un cargamento de 1,500 libras de pescado, 500 libras de cacho de langosta y 500 libras de langosta.

La delegada del Instituto Nicaragüense de la Pesca (Inpesca) de la Región Autónoma de Atlántico Sur, Karen Joseph, dijo que el conteo es preliminar. A esto se sumó el hecho que uno de los pescadores hondureños que omitió su nombre, confesó que el domingo habían trasegado una gran cantidad de mariscos y de pescado a otro barco.

Los pescadores de ambas naciones insistieron en que el barco fue vendido por hondureños a colombianos, aunque navegaba con dos banderas deterioradas, una de cada país.

Más de un año en nuestras aguas

El pescador hondureño, Daniel Sánchez, originario de La Ceiba, dijo que tiene cerca de un año de andar pescando con los colombianos, y que todo el tiempo lo han hecho por el lugar en que fueron capturados por la Fuerza Naval. Por su parte, el hondureño, oriundo de Roatán, Noé Méndez, señaló que tiene mucho tiempo de pescar en esas aguas, y que hasta ayer se encontraron con las autoridades nicaragüenses. Ambos confían en que serán regresados a su país.

Al cierre de la edición conocimos que la Fuerza Naval pasó a manos de Migración a los pescadores capturados, mientras tanto el barco permanecía en el puerto de El Bluff, y no se ha determinado el rumbo que se le va a dar.

El producto decomisado fue traído a Bluefields, y se presume que después de todo el proceso judicial sea donado a escuelas, la misma Fuerza Naval y centros de beneficencia.