•  |
  •  |
  • END

Con todas las medidas de seguridad, Alberto Lorío, del Benemérito Cuerpo de Bomberos, descendió 220 metros para tratar de recuperar el cuerpo de José René Morales Guzmán, de 32 años, quién se presume, en un acto suicida, se lanzó al cráter del volcán Santiago o Masaya el sábado último en horas del mediodía.

La intensa búsqueda empezó a las seis de la mañana del domingo, cuando los bomberos a cargo de los mayores Martín Ugarte Reyes --responsable de los apagafuegos de Nindirí-- y Javier Robleto, secretario general, continuaron la búsqueda.

“Bajó ‘Beto’ porque era el más liviano, y se utilizó el descenso controlado por un compañero que estaba arriba… se utilizaron dos cuerdas y aparatos de sensores, además, una máscara especial para evitar que se desmayara por los gases”, aseguró Javier Robleto.

Se encontró evidencias…

A pesar de que el bombero hizo todo lo posible por rescatar el cuerpo de José René, lo único que se pudo recuperar fue un par de zapatos café, de cuero, un celular doble chip y un examen de ultrasonido del Laboratorio Clínico de Oriente, de Masaya.

“A los 70 metros se encontró los documentos, inicialmente pensamos que se trataba de un brochur que se da a la entrada del Volcán, pero era un examen de ultrasonido a nombre de José René Morales Guzmán, con domicilio en Masaya”, declaró el bombero Javier Robleto.

En el ultrasonido era evidente que el hombre no tenía el bazo y tenía aparentemente problemas renales, los que según la fecha que aparecía en la hoja de la clínica, le fueron diagnosticados el viernes.

La búsqueda concluyó al mediodía del domingo último, ya que no es posible bajar más de lo que descendió Alberto Lorío, por las condiciones extremas propios de un volcán.

Francisco Centeno, Director del Parque Nacional Volcán Masaya, dijo a EL NUEVO DIARIO que van a esperar que la Policía Nacional esclarezca el caso, ya que más abajo es imposible que se pueda localizar un cuerpo.

Policía investiga…

Por su parte, el subcomisionado Ernesto Guillén, jefe de la Policía de Nindirí, manifestó que iba a buscar la dirección de la casa de José René Morales, y a verificar la información, y de ser positiva iba a quedar el cráter Volcán Masaya como su tumba.