•  |
  •  |
  • END

El representante legal de la Fundación Jubilee House Community, Michael Woodard, dio a conocer que desde el huracán Mitch se encuentran en Ciudad Sandino trabajando con la población a través de varias cooperativas, incluyendo la “Zona de Comercio Justo”, ubicada frente a Villa Soberana, pero resulta que ahora aparece una señora de nombre Yelba Carvajal Jirón, reclamando como suya la propiedad en donde están construyendo el complejo.

Woodard dijo que existe la escritura número 46, registrada e inscrita ante el Registro Publico de la Propiedad, la que adquirieron el 25 de marzo de 2002. Además, señaló que la propiedad está debidamente legalizada y con sus impuestos al día.

Denunció que la señora Carvajal los demandó en el Juzgado Civil del Distrito Tres, pidiendo la cancelación del asiento registral y acción de reivindicación del inmueble, porque según la cédula de identidad del señor Pedro Pablo Ruiz Ruiz (ex presidente de la Cooperativa Gabriel Cardenal número Dos) no correspondía al número registrado, lo que fue un error de la abogado y notario público Martha Cecilia Mayorga Ugarte.

Según revisión realizada en la matriz de la escritura número cuarenta y seis, la abogada detectó un error de mecanografía, ya que el señor Pedro Pablo Ruiz Ruiz fue identificado con cédula número 001-280257-0024H que corresponde al señor Róger Baccaro Rodríguez Ruiz. Añade la constancia que el número correcto de la cédula de identidad de Ruiz Ruiz es: 001-290661-0057A, y no omite manifestar que lo antes indicado consta en la matriz de su protocolo número cinco.

Aclaró que al pie de la firma de la escritura de Pedro Pablo Ruiz Ruiz, aparece con puño y letra el número correcto de cédula, indica la constancia firmada por la notaria, quien posteriormente manifiesta que procederá a elaborar el instrumento público correspondiente.

Quisieron comprarle
El señor Woodard comentó que la señora Carvajal compró el resto de propiedad de la cooperativa “Gabriel Cardenal número Dos”, en 2005, sin embargo, el hijo de ella llegó a decirle que tenía interés en comprar la parte que corresponde a la Fundación, expresándole que “todo mundo tiene un precio, que cuál era el suyo”, razón por la que le dijo que un millón de dólares, y respondió: “No, Miguel, estoy hablado en serio”, sin ponerme a pensar que buscarían otros medios.

A inicio de enero de este año, Carvajal llegó con una carta para advertirle que estaban en sus tierras y lo citó a su oficina, por lo que le aclaró que la propiedad tiene un área de una manzana con 7mil 171 varas cuadradas.

Luego fue citado al Juzgado Tercero Civil de la circunscripción de Managua, por demanda de Nulidad interpuesta por Yelba Carvajal Jirón, quien se hace valer de una supuesta escritura que no está en el Registro Público de la Propiedad, mucho menos en la alcaldía de Ciudad Sandino.

Construyen parque industrial
Dijo que la Fundación está en proceso de construir un parque industrial con diversas cooperativas y actividades económicas, entre ellas las instalaciones de la Cooperativa de Mujeres Hilandería Génesis, que genera 60 puestos de trabajo, pero debido a esta demanda se ha parado la obra así como otro proyecto denominado Cooperativa de Productores Orgánicos y Tradicionales y Exportadores de Nicaragua, la cual tiene 14 años de estar trabajando en frutos orgánicos.

Señaló que también existe el proyecto de montar una desmotadora de algodón con el financiamiento de varios organismos, pero que ahora el financiamiento está en duda, ya que existe inestabilidad por la propiedad.

“Estamos haciendo todo el esfuerzo por encontrar una solución al caso, el cual es del conocimiento de la Procuraduría General de la República, y entendemos que la primera dama Rosario Murillo ha recibido más de mil comunicaciones sobre este caso”, dijo Michael Woodard, quien mostró varios documentos que respaldad la legalidad de la propiedad que ocupa la Fundación Jubilee House Community.

La versión de hijo
de Carvajal
Por su parte, Gerardo Hernández Carvajal, hijo de Yelba Carvajal, afirmó que la Fundación Jubilee House Community suscribió un contrato de arrendamiento de diez años con la Cooperativa “Gabriel Cardenal” número Dos, y posteriormente su mamá compro a la cooperativa ciento once manzanas, incluyendo el contrato de arrendamiento, que expira en marzo de este año.

Aseguró que la escritura que portan es falsa, pues han falsificado en dos ocasiones la firma del presidente de la cooperativa Pedro Pablo Ruiz Ruiz. En una de las escrituras insertaron una cédula que no correspondía a la de su identidad.

Señaló que a Woodard se le notificó para que se presentara a las oficinas en los primeros días de enero, pero no asistió, y les llegó una citatoria de la Policía del Distrito Uno de Ciudad Sandino, “en donde nos acusa de quererlo despojar de la propiedad, pero no se llegó a ningún acuerdo en la mediación y se quedó conque se iba a seguir un procedimiento legal para que las autoridades determinen quién es el verdadero dueño”.

Dijo que por lo anterior su madre procedió a demandar a la fundación por falsificación de documentos, usurpación de identidad, restitución del bien, ante el Juzgado Tercero Civil, bajo el asunto número 000820-ORM1-2008CV.