•  |
  •  |
  • END

La manifestación realizada el martes contra la Ley de Protección y Seguridad para las Personas Dedicadas a la Actividad del Buceo, mejor conocida sólo como Ley de Pesca, es una manipulación política, considera el director del Instituto Nicaragüense de la Pesca (Inpesca), Steadman Fagoth Müller.

Según nuestro entrevistado, los que están detrás de las protestas, azuzando a los pescadores, son provocadores liberales a favor de los empresarios, que no quieren invertir en cámaras hiperbáricas para la seguridad de los buzos, pues éstas se valoran hasta en 100 mil dólares.

La ley entró en vigencia a mitad de enero del presente año, y contempla la necesidad de que cada embarcación cuente con su cámara hiperbárica; eso entre una serie de medidas de seguridad para salvaguardar el bienestar de los buzos, mientras en un período de tres años se suspende la pesca por buceo.

Por su parte, el legislador miskito Brooklyn Rivera aseguró que los empresarios están azuzando a los pescadores para que éstos se pronuncien en contra de una ley que les beneficia, y con la que “deberían estar agradecidos, pues los empresarios no quieren invertir en nada, ni en una pastilla, ni firmar contratos”.

“Los pescadores están siendo utilizados por los empresarios, los dueños de los barcos y de las plantas procesadoras, porque son ellos quienes se sienten afectados. La ley protege a los buzos”, afirmó Rivera, líder de Yatama.

El reclamo de los buzos se basa en que la ley establece que la pesca comercial de langostas por medio de buceo en el Mar Caribe, próximamente deberá realizarse sólo a través de la técnica de trampas o redes langosteras.

El pelo en la sopa
Fagoth indicó que el lunes, junto con el comandante Lumberto Campbell, Coordinador de Desarrollo del Caribe, pidió a los que se oponen a la ley que dijeran en qué estaban en desacuerdo, y “lo único que mencionaron fue lo de la cámara hiperbárica”.

“Ahí encontraron ‘el pelo en la sopa’, porque ellos dicen que si el mismo barco no vale los 100 mil dólares, ¿cómo vamos a adquirir una cámara de descompresión, de dónde vamos a financiarla?”

Considerando las razones expuestas por los reclamantes, Fagoth entonces propuso que los barcos deberán prepararse con equipos de primeros auxilios necesarios para que, dado el caso, se reduzcan los daños causados por la presión, mientras en panga rápida se traslada al afectado a puerto para meterlo en una cámara de descompresión.

Alternativas para los pescadores
El diputado Rivera señaló que el gobierno busca opciones para sustituir el buceo por una actividad más humana. “Ellos van a seguir pescando y no deben preocuparse porque se están buscando alternativas. Los empresarios tienen 18 años explotando los recursos del mar y no han invertido nada, sólo han estado explotando a los buzos”, insistió el legislador.